El final del verano…


¡Holaaaa! mi ya “tradicional” post de final de verano tras tener el blog sin actualizar durante semanas… Tenía la intención de que no me pasara lo de años atrás, pero con el más difícil todavía de niño, bebé y trabajo la cosa ha estado complicada, aunque no os voy a mentir, también he disfrutado de muy buenos ratos.

Bañando a Guille en la terraza

Hemos estado de okupas en casa de los abuelos, con la playa al lado y pueblos cercanos donde comer un helado por la noche, como Nerja, el Rincón, Benalmádena… Tenemos la gran suerte de vivir donde mucha gente viene a pasar las vacaciones, así que con poco puedes pasar un verano estupendo!

Nico enterrado en la playa de Chilches

Esta semana nos hemos escapado un par de días para preparar la vuelta al cole: limpieza, orden y pintura de casa, llenar la nevera, papeleo, compras variadas… Esta noche dormimos los cuatro en casa, que parece haber encogido durante este tiempo (no sé cuántos porrazos llevo por la falta de cálculo del espacio) y el lunes comienza el cole, la guardería, y para nosotros… otra nueva etapa!

Siesta


Haciendo la maleta para las vacaciones


Contando las horas estoy para nuestra operación salida, con muchas ganas porque las últimas semanas están siendo un infierno de calor y de no parar en el trabajo, ni fines de semana ni ná de ná! Todos los años me da el lío pensando en las cosas que se nos han olvidado en casa así que esta vez me he aprendido la técnica de mis tías para que no me pase. No es más que tener la maleta abierta en un rincón de la casa una semana antes del viaje e ir metiendo las cosas de las que nos vamos acordando, eso, y esta cansina lista que he ido completando en varios días…

A ver, que no nos falte nada, por secciones (falta la de la compra de comida pero es que si no esto sería ya interminable!)

Higiene y belleza. Una tiene que estar mona siempre, pero no volverse  loquer que los tarros pesan mucho,  es el momento de hacer acopio de muestrecitas y tallas de viaje.

(os podéis imaginar el cachondeito para hacer esta foto…)

– Depilación, por mi parte suficiente con cuchillas y las pinzas rosas del Sephora.

– Crema hidratante y contorno de ojos. Yo uso desde hace bastante Total Effects de Olay, va bien a mi piel y la relación calidad/precio es muy buena para una crema con factor de protección solar.

– Desodorante.

– Cabello: champú, suavizante o mascarilla, un cepillo, gomas, pinzas, etc…

– Gel. Me he regalado especialmente para la ocasión un bote de Tiaré de Yves Rocher que me encanta!

– Cepillos y pastas de dientes, en plural porque Nico tiene la suya de niños.

– Maquillaje. Una cosa sencillita que no creo que vaya de discoteca: lápiz de ojos y rimel, un juego de sombras básicas, colorete, polvos, una barra de labios y cacao con color.

– Desmaquillante (de esto tengo mil muestras)

– Unos cuantos algodones y bastoncillos.

– Cortauñas, tijerita para Nico, lima y una laca de uñas rosa chicle para los pies.

Botiquín

– Paracetamol e Ibuprofeno para los mayores, Dalsy para Nico

– Jarabe para la tos pediátrico, para elegir uno entre la colección que tenemos hace falta un concilio ¿tosidrin, bisoltus, romilar…?

– Betadine y Tiritas

Bueno, y cada uno sabe cuáles son sus puntos débiles, a nosotros no nos puede faltar el  Alka-seltser y el Frenadol

Mosquitos, insectos y demás fauna, imprescindible en zonas costeras y pantanosas!

– sprays antipicaduras, llevamos para Nico Cusitrin y para nosotros Relec

– líquidos o pastillas enchufables tipo Raid

– y para cuando prevenir no ha sido suficiente este año  probaremos Mitigal Calmante, un gel que promete aliviar las irritaciones de insectos, medusas, plantas picosas… Como está compuesto por 6 ingredientes naturales como aloe vera, mentol, o árbol de té, lo puede usar sin problemas mi cuñada que está embarazada!!! Gracias a Laboratorios Salvat que me ha enviado un cargamento,  en su web están dando muestras gratis así que no lo dejéis pasar!

Dormir. Esta sección es especial para los niños, nosotros no podemos olvidar…

– la funda de colchón impermeable para los “escapes” nocturnos

– lucecita a pilas regulable que poder encender a mitad de la noche (dormimos los tres juntos)

– Rodolfo también se viene


Playa y sol.
Las cosas de playa hay que llevarlas compradas en casa, te saldrán infinitamente más baratas que en los puestos a pie de playa donde hay poca variedad y te sablean.

– Bolsa de la playa, grande, de lona con muchos bolsillos. Esas tan monas de cesta quedan muy monas pero no me resultan nada prácticas: pesan incluso vacias, se clavan en el hombro sin piedad, no se lavan bien, y no hay manera de encontrar nada en el pozo sin fondo…

– Manguitos, pelota hinchable, tabla de corcho, palas, cubo, etc…

– Pulseritas “antipérdida” infantil con el teléfono movil escrito con indeleble (la nuestra la tenemos gracias a Babykini de Dodot)

– Gorras y sombreros para todos

– La sombrilla, el año pasado compranos una buena “de verdad”, a ver si aguanta!

– Toallas.

– Crema solar niños, crema solar mayores, aceite y aftersun.

– Neverita con cacharros congelables para la cervecita del mediodía.

Entretenimientos. Hay que acordarse de que no todo es playa y que cada día llegará la hora de la siesta en la que el tiempo se para y los que no tienen niños te abandonan a tu suerte sin remordimientos.

– La Wii con una buena selección de juegos

– DVDs de dibujos y pelis infantiles, llevamos Cars, Los cortos de Mate, ToyStory1, 2 y 3, Bichos, Nemo, Mi vecino Totoro, Ponyo en el acantilado

– Libreta de dibujos, ceras y lápices de colores, cuentos, libros de actividades, pegatinas y otros trastillos para hacer manualidades.

– Ya he saqueado el kiosko y llevo un buen cargamento de revistas, el AD, Glamour de bolsillo, Vogue novias y el Cuoretiempos , lleno de famosas en la playa llena de de args! y con sudokus, crucigramas… XD me parto con ellos! Desde que nació Nicolás cargo todas las vacaciones con un libro y al final no leo ni dos páginas así que este año no voy a hacer ni el esfuerzo…

– Juegos de mesa de mayores y niños. Nico acaba de descubrir La Oca.

Otros

– Un juego de vajilla de plástico de niño.

– Unos tappers apilables por si algún día nos animamos en comer en alguna playa más lejana. (Nosotros “reciclamos” los del chino)

– Un tarrito con algo de detergente para lavar la ropa a mano (yo relleno los de actimel porque son chicos y tienen tapa de rosca) y unas cuantas pinzas de tender la ropa.

– La cámara de fotos

– El mp3 con altavoces

– El teléfono movil y el cargador

– La cartera con documentación, tarjetas de la seguridad social de toda la familia y dinero en efectivo (normalmente no hay muchos cajeros donde elegir y te cobran unas comisiones que flipas!)

En la casa de alquiler a la que vamos hay sábanas, toallas de ducha, cacharreo de cocina, estropajos, paños… así que de esto nada!

¿algo más que no puede faltar? ¡seguro que al final se nos olvida algo! Ya os contaré a la vuelta :D

 

Vacaciones chiclaneras


Después de un año en el que creo que he trabajado más que nunca por fin se va acercando la soñada semanita de vacaciones en Cádiz. Este año, igual que el pasado, nos iremos a una casa que han alquilado mis cuñados en Chiclana, con porche donde ponerse malo comiendo panchitos y jugando al Catán por las noches, piscina de la urbanización por si traiciona el levante, chiringuitos con pescaito bueno y barato y una playa espectacular a dos pasos ¡¡¡¡¡aaaaaaaaaay qué ganitas!!!!  sueño con que se repita este momento del verano pasado…


Tutorial disfraz de sol


Los padres sabemos que con la llegada de los calores hay que echarse a temblar con el disfraz que te toca en las funciones de fin de curso de guarderías y colegios. Como muchos recordaréis, el primero que hice fue el traje de nube, y el año pasado mi hijo iba vestido de marengo (pescaor típico malagueño). Este año le ha tocado a  ir disfrazado de sol,  y así de mono quedó

Es fácil de hacer pero bastante laborioso, así que tuve que pedir auxilio a mi súpermamá para hacerlo (que yo con la de trabajo que tengo en esta época del año no me daba tiempo!).  Os cuento cómo se hace paso a paso.

Las medidas son aproximadas para un niño de 3 años, Nico mide unos 95cm. El material principal es la gomaespuma forrada de amarillo, esta gran invento se compra directamente así en tiendas  de telas y tejidos. Con un trozo de 100×50 cm. tenemos bastante. También necesitaremos un metro de cinta amarilla para las tirantas, buscad una resistente, que no resbale anudado ni deshilache mucho. También restos de fieltro (o otro tipo de material que no deshilache) negro, rojo y blanco para la carita, hilo  y tijeras.

Una vez que ya tenemos los materiales, recortamos la gomaespuma en dos cuadrados grandes de unos 50cm.

Después realizamos el patrón de la estructura geométrica del sol,  la forma más sencilla de hacerlo es cortando un cuadrado de 35 cm. y dibujándolo sobre la gomaespuma girándolo una vez 45º, viendo este esquema lo entenderéis mejor

Recortamos los picos dejando sitio para los dobladillos (también se puede hacer sin ellos, pero así queda bastante más curioso) que cosemos hacia dentro como podéis ver en la foto

Luego cortamos el metro de cinta en cuatro partes, que coseremos a la parte de arriba de cada pieza para hacer los tirantes. Lo probamos así sobre el niño para saber a la altura que le quedan mejro. Fijamos con una doble lazada tratando de que los lazos queden monos pero fuertemente anudados.

Una vez tenemos fijadas la altura de las tirantas con la medida del niño, unimos las dos partes por los extremos (lo que sale dibujado en rayitas en el esquema del principio) cosiendo con puntadas chiquitas y con un hilo del color lo más parecido posible.

Para terminar pintamos y recortamos dos círculos iguales en el fieltro negro, un semicírculo rojo y unos dientecitos en blanco… Aquí cada uno tiene que personalizar su solete como más le guste!

Cosemos con esmero sobre la delantera del sol…

Como habréis visto esta explicación bien vale para muchos otros trajes que en un principio parecen difíciles de hacer, como disfraz de estrella, gota, luna, etc…

Y aquí está el artista en directo, entrada espectacular moviendo los brazos con el temazo “Sol solecito” y su frase mítica “¡vengo a calentar a los abuelos!” :D


Escapada a la Costa Gaditana


Jooooo qué calorín está pegando hoy, estamos poniendo a prueba el aire acondicionado y creo que hoy es el día en el que me lance a la aventura de ir a la playa en autobús con niño y carrito incluídos! Pero estoy bastante segura de que no serán tan maravillosas y relajantes como en las que estuve la semana pasada en nuestra huída “marital” a Cádiz (hemos marcado un nuevo récord desde que nació Nico, tres noches seguidas…) Le echamos mucho de menos, pero poder estar panzarriba depués de comer_ y beber_en el chiringuito fue un lujo!

playa_cadiz_escapada_atardecer

(La foto es en Los Caños de Meca del año pasado, porque esta vez no me he llevado ni cámara!)

Hemos estado en dos playas muy diferentes:

Una enooorme y espectacular cerca de San Fernando, la playa del Castillo/Camposoto, dentro del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, sobre la que he encontrado estas palabras que la definen muy bien: “La playa ofrece algo que muy pocas pueden ofrecer, contentar a todos los gustos del visitante, por su fisonomía posee zonas para aquellos amantes del bullicio, chiringuito, aparcamiento cerca de la toalla, pero también ofrece parajes maravillosos y vírgenes, que sorprenden a todos los que se acercan, paisajes como La Punta del Boquerón, junto al Castillo de Sancti Petri, donde la bajamar transforma el Atlántico en el Caribe, donde la sensación de estar en una isla por explorar casi se hace realidad…”

Si no os he dado suficiente envidia podéis ver algunas fotos aquí, es la playa perfecta para ir con niños y con toda la familia.

La otra estaba cerca de Tarifa al lado de la escuela de surf y kite de Mistral, con menos sombrillas y neveritas y con más ambientillo de parejas, amigos, guiris, surferos…

Bueno, pues nada, sigo con lo mío, qué perrera….. Ayyyyy ya os contaré mi aventura autobusera… (porque lo de no tener ovarios para coger el coche mejor lo dejamos para el sicologo…..) Ánimo para los que hoy no tienen ni playa ni piscina ni aire acondicionado