El final del verano…


¡Holaaaa! mi ya “tradicional” post de final de verano tras tener el blog sin actualizar durante semanas… Tenía la intención de que no me pasara lo de años atrás, pero con el más difícil todavía de niño, bebé y trabajo la cosa ha estado complicada, aunque no os voy a mentir, también he disfrutado de muy buenos ratos.

Bañando a Guille en la terraza

Hemos estado de okupas en casa de los abuelos, con la playa al lado y pueblos cercanos donde comer un helado por la noche, como Nerja, el Rincón, Benalmádena… Tenemos la gran suerte de vivir donde mucha gente viene a pasar las vacaciones, así que con poco puedes pasar un verano estupendo!

Nico enterrado en la playa de Chilches

Esta semana nos hemos escapado un par de días para preparar la vuelta al cole: limpieza, orden y pintura de casa, llenar la nevera, papeleo, compras variadas… Esta noche dormimos los cuatro en casa, que parece haber encogido durante este tiempo (no sé cuántos porrazos llevo por la falta de cálculo del espacio) y el lunes comienza el cole, la guardería, y para nosotros… otra nueva etapa!

Siesta


Domingo casero


Después de las fiestas, reuniones familiares, el agobio del curro y un largo etcétera lleno de toses, medicinas y visitas al pediatra, se agradece un día tranquilo en casita (¿a que son chulas mis zapatillas-bota de punto? es que mi maridín es muy apañado haciendo regalos!)

Un domingo de esos que te pasas la mañana jugando con coches, rampas y muñecos de goma, y aun te queda tiempo para cocinar, coser bajos de dobladillos, afeitar las pelotillas de los jerseys…

Y cuando se hace de noche seguís todos en pijama… (y en mis sueños el niño no tose ni tiene fiebre y se acuesta temprano, y puedes ver con tu pareja esa peli de miedo que llevas tanto tiempo esperando con una copita de tinto)


Haciendo la maleta para las vacaciones


Contando las horas estoy para nuestra operación salida, con muchas ganas porque las últimas semanas están siendo un infierno de calor y de no parar en el trabajo, ni fines de semana ni ná de ná! Todos los años me da el lío pensando en las cosas que se nos han olvidado en casa así que esta vez me he aprendido la técnica de mis tías para que no me pase. No es más que tener la maleta abierta en un rincón de la casa una semana antes del viaje e ir metiendo las cosas de las que nos vamos acordando, eso, y esta cansina lista que he ido completando en varios días…

A ver, que no nos falte nada, por secciones (falta la de la compra de comida pero es que si no esto sería ya interminable!)

Higiene y belleza. Una tiene que estar mona siempre, pero no volverse  loquer que los tarros pesan mucho,  es el momento de hacer acopio de muestrecitas y tallas de viaje.

(os podéis imaginar el cachondeito para hacer esta foto…)

– Depilación, por mi parte suficiente con cuchillas y las pinzas rosas del Sephora.

– Crema hidratante y contorno de ojos. Yo uso desde hace bastante Total Effects de Olay, va bien a mi piel y la relación calidad/precio es muy buena para una crema con factor de protección solar.

– Desodorante.

– Cabello: champú, suavizante o mascarilla, un cepillo, gomas, pinzas, etc…

– Gel. Me he regalado especialmente para la ocasión un bote de Tiaré de Yves Rocher que me encanta!

– Cepillos y pastas de dientes, en plural porque Nico tiene la suya de niños.

– Maquillaje. Una cosa sencillita que no creo que vaya de discoteca: lápiz de ojos y rimel, un juego de sombras básicas, colorete, polvos, una barra de labios y cacao con color.

– Desmaquillante (de esto tengo mil muestras)

– Unos cuantos algodones y bastoncillos.

– Cortauñas, tijerita para Nico, lima y una laca de uñas rosa chicle para los pies.

Botiquín

– Paracetamol e Ibuprofeno para los mayores, Dalsy para Nico

– Jarabe para la tos pediátrico, para elegir uno entre la colección que tenemos hace falta un concilio ¿tosidrin, bisoltus, romilar…?

– Betadine y Tiritas

Bueno, y cada uno sabe cuáles son sus puntos débiles, a nosotros no nos puede faltar el  Alka-seltser y el Frenadol

Mosquitos, insectos y demás fauna, imprescindible en zonas costeras y pantanosas!

– sprays antipicaduras, llevamos para Nico Cusitrin y para nosotros Relec

– líquidos o pastillas enchufables tipo Raid

– y para cuando prevenir no ha sido suficiente este año  probaremos Mitigal Calmante, un gel que promete aliviar las irritaciones de insectos, medusas, plantas picosas… Como está compuesto por 6 ingredientes naturales como aloe vera, mentol, o árbol de té, lo puede usar sin problemas mi cuñada que está embarazada!!! Gracias a Laboratorios Salvat que me ha enviado un cargamento,  en su web están dando muestras gratis así que no lo dejéis pasar!

Dormir. Esta sección es especial para los niños, nosotros no podemos olvidar…

– la funda de colchón impermeable para los “escapes” nocturnos

– lucecita a pilas regulable que poder encender a mitad de la noche (dormimos los tres juntos)

– Rodolfo también se viene


Playa y sol.
Las cosas de playa hay que llevarlas compradas en casa, te saldrán infinitamente más baratas que en los puestos a pie de playa donde hay poca variedad y te sablean.

– Bolsa de la playa, grande, de lona con muchos bolsillos. Esas tan monas de cesta quedan muy monas pero no me resultan nada prácticas: pesan incluso vacias, se clavan en el hombro sin piedad, no se lavan bien, y no hay manera de encontrar nada en el pozo sin fondo…

– Manguitos, pelota hinchable, tabla de corcho, palas, cubo, etc…

– Pulseritas “antipérdida” infantil con el teléfono movil escrito con indeleble (la nuestra la tenemos gracias a Babykini de Dodot)

– Gorras y sombreros para todos

– La sombrilla, el año pasado compranos una buena “de verdad”, a ver si aguanta!

– Toallas.

– Crema solar niños, crema solar mayores, aceite y aftersun.

– Neverita con cacharros congelables para la cervecita del mediodía.

Entretenimientos. Hay que acordarse de que no todo es playa y que cada día llegará la hora de la siesta en la que el tiempo se para y los que no tienen niños te abandonan a tu suerte sin remordimientos.

– La Wii con una buena selección de juegos

– DVDs de dibujos y pelis infantiles, llevamos Cars, Los cortos de Mate, ToyStory1, 2 y 3, Bichos, Nemo, Mi vecino Totoro, Ponyo en el acantilado

– Libreta de dibujos, ceras y lápices de colores, cuentos, libros de actividades, pegatinas y otros trastillos para hacer manualidades.

– Ya he saqueado el kiosko y llevo un buen cargamento de revistas, el AD, Glamour de bolsillo, Vogue novias y el Cuoretiempos , lleno de famosas en la playa llena de de args! y con sudokus, crucigramas… XD me parto con ellos! Desde que nació Nicolás cargo todas las vacaciones con un libro y al final no leo ni dos páginas así que este año no voy a hacer ni el esfuerzo…

– Juegos de mesa de mayores y niños. Nico acaba de descubrir La Oca.

Otros

– Un juego de vajilla de plástico de niño.

– Unos tappers apilables por si algún día nos animamos en comer en alguna playa más lejana. (Nosotros “reciclamos” los del chino)

– Un tarrito con algo de detergente para lavar la ropa a mano (yo relleno los de actimel porque son chicos y tienen tapa de rosca) y unas cuantas pinzas de tender la ropa.

– La cámara de fotos

– El mp3 con altavoces

– El teléfono movil y el cargador

– La cartera con documentación, tarjetas de la seguridad social de toda la familia y dinero en efectivo (normalmente no hay muchos cajeros donde elegir y te cobran unas comisiones que flipas!)

En la casa de alquiler a la que vamos hay sábanas, toallas de ducha, cacharreo de cocina, estropajos, paños… así que de esto nada!

¿algo más que no puede faltar? ¡seguro que al final se nos olvida algo! Ya os contaré a la vuelta :D

 

Vacaciones chiclaneras


Después de un año en el que creo que he trabajado más que nunca por fin se va acercando la soñada semanita de vacaciones en Cádiz. Este año, igual que el pasado, nos iremos a una casa que han alquilado mis cuñados en Chiclana, con porche donde ponerse malo comiendo panchitos y jugando al Catán por las noches, piscina de la urbanización por si traiciona el levante, chiringuitos con pescaito bueno y barato y una playa espectacular a dos pasos ¡¡¡¡¡aaaaaaaaaay qué ganitas!!!!  sueño con que se repita este momento del verano pasado…


Fin de semana en Granada


Hace unas semanas nos dimos una merecida escapada de fin de semana a nuestra ciudad vecina, Granada, aprovechando un tiempo espectacular de primavera.

Llegamos directamente al Parque de las Ciencias, nos lo habían recomendado y la verdad es que está chulo y nos gustaría volver muy pronto con Nico. Allí vimos todo lo relacionado con el cuerpo humano, la percepción, naturaleza y muchos “juegos” interactivos como esta cámara térmica

Lo suyo es ir preparados con bocadillos para que no os entre el hambre voraz cuando todavía no habéis visto ni la mitad del parque (hay una cafetería, pero ese día había cientos de niños de varios colegios, sus profes y una recepción ocupando el restaurante). Así que después de ver una estupendamente montada y completa exposición de Escher, nos fuímos a buscar un sitio donde comer. Por la tarde estuvimos paseando por la zona comercial, viendo gente y tiendas, como esta tan típica (de las que ya cuesta ver con tantas franquicias) con Nancy como protagonista de sus escaparates, para los complementos de flamenca y los de primera comunión

Al día siguiente hicimos toda la ruta turística de día (ya habíamos hecho la de los bares por la noche). Primero vimos la catedral y después fuimos de tapeo mientras subíamos por el Albaycin, la Cuesta de San Gregorio…

Unas cuantas cañas y tapas después, paramos en un marroquí que tenían unos tajines de cordero con muy buena pinta…

Retomamos fuerzas y otra vez a subir, que uno no se puede ir de Granada sin ver La Alhambra y Sierra Nevada desde el mirador de San Nicolás. Allí nos sentamos en una terraza pijita a bebernos unos gintonics mientras disfrutábamos del paisaje.

Después bajada por el Paseo de los Tristes, heladito y al hotel a descansar, que por la noche Granada tiene muchas más alternativas… Pero de eso no hice ni una foto ;-) banda sonora, Los Planetas, of course!