trucos

Guille con peto teñido naranja

Antes de que naciera Guille mis primas me dieron algunas cosas de sus bebés, muy monas pero…¡rosas! Yo no es que sea muy de vestir de celeste a mis hijos pero que vayan de rosita tampoco va conmigo (ya tendrán ellos tiempo de elegir cuánto rosa le quieren poner a su vida…) así que busqué …

seguir leyendo

Todos los años la planta de navidad que me regalan no llega a la primavera, ya está en fase de despeluchado ¿no hay manera de recuperarla? He hecho una “investigación” en distintas webs de jardinería y estos cuidados básicos de la Poinsetia (también llamada Flor de Pascua, Pascuero o planta de Navidad) son los que …

seguir leyendo

Como nuestra casa es pequeña y soy una enferma de la acumulación me paso la vida buscando ideas para ordenar y disimular mis pequeños vicios, como los zapatos. No os había enseñado mi última idea para mantener organizadas las gafas de sol y siempre a la vista. El apaño no tiene ninguna ciencia, hacerlo es …

seguir leyendo

Desde el cuarto mes de embarazo sufro los malditos ardores, al principio sólo por las noches antes de dormir, pero la cosa se ha ido poniendo peor y hay días que no he almorzado y ya estoy desesperada ¡¡siento cómo me arde!! No me libro de tomarme cada día el dichoso Alquén, que es mano …

seguir leyendo

Me encanta mirar en las revistas de decoración los interiores de los armarios y vestidores de las casas que enseñan, aunque me dan un poco de rabia (y envidia cochina) me parece que, con contadísimas excepciones, están falseados a tope. Afortunadamente en internet se pueden encontrar algunas fotos de la “realidad” y cotillear sin vergüenza cómo se lo monta la gente para mantener organizadas montañas de ropa en espacios “normales” y no en mansionacas proyectadas por arquitectos de moda (¡gracias de nuevo, internet!)
A mí lo que más me cuesta mantener ordenados son los miles de complementos que voy apilando en nuestro minipiso para tres, y tenerlos más o menos a la vista pero lejos de las garras del peque. Hace poco me decidí a sacarle el máximo partido al interior de uno de los armarios aprovechando también las puertas, este es el resultado de una de las partes (las otras todavía son un caos). Aquí guardo en poco espacio collares, pendientes, sábanas y toallas con los zapatos (si te huelen mucho los pinreles ni se te ocurra meterlo todo en el mismo sitio, yo tengo suerte pero de todas formas lo he llenado de jaboncitos y saquitos perfumados) ¿a que no se parece tanto a los interiores que enseñan en las revistas?

seguir leyendo