Vivan los Reyes Magos!!!


Ya acabaron las fiestas y el final ha sido de traca, no hemos parado ni un momento! Y menuda noche de Reyes, la pasé como un conejo, con un ojo abierto y otro cerrado por si Nico se levantaba… Al final fuímos nosotros los que lo despertamos porque no aguantábamos más, qué ilusión le hizo el eurazo gigante de chocolate

Y después de abrir todos los regalos (entre otras cosas el coche teledirigido Ricochet para Nico, varias pistas y un coche de Scalectrix para su padre y para mí una maleta preciosa y perfecta para LA visita al hospital que me espera dentro de cuatro meses) el desayuno de la mañana de Reyes, Panetone con Nocilla ¿se puede pedir más?