Perlitas Hama

¡Qué larguita se nos ha hecho la Semana Blanca este año! Entre los resfriados y el mal tiempo hemos estado mucho en casa, buscando actividades para que los niños no se pasen el día pegados a las pantallas. Las perlitas de Hama nos han dado bastante juego 😉

Buscamos patrones sencillos de Hama en Pinterest para que los niños los pudieran hacer sin mucha complicación, aquí se pueden ver el de Han Solo y el Fantasma de los Comecocos antes del planchado

Así ha quedado el Han Solo en nuestra nevera, le pegué un imancito por detrás con la pistola de pegamento y listo!

Teñir ropa en la lavadora

Antes de que naciera Guille mis primas me dieron algunas cosas de sus bebés, muy monas pero…¡rosas! Yo no es que sea muy de vestir de celeste a mis hijos pero que vayan de rosita tampoco va conmigo (ya tendrán ellos tiempo de elegir cuánto rosa le quieren poner a su vida…) así que busqué un tinte de ropa que pudiera quedar bonito y me decidí por el naranja, el clásico tinte Iberia de toda la vida.

tinte de ropa iberia

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que los tejidos se pueden teñir (no se tiñen: lana, angora, cachemire, poliamida, poliester, acetato, acrílica, lycra, prendas acolchadas, impermeabilizadas, goretex y las que ponen que hay que lavar en seco… obvio)

Lo mejor es que sean 100% algodón y darles un buen lavado antes con agua caliente (yo también les eché lejía, soy así de burra) después un buen aclarado y listas para la transformación! Aproveché el jaleo para meter algunas camisetas de Nico claritas con alguna mancha de las que no salen, un pijama y varias camisetas mías de las que estaba hartita.

Ropa de bebe niña en tonos rosa

Con estos tintes “modernos” se puede teñir tanto en frío como en caliente, a mano o a máquina, pero siempre teniendo en cuenta que ensucian mucho. Yo elegí la opción lavadora muy caliente con aclarado extra (la ropa para bebés hay que limpiarla muy bien de productos químicos antes de ponérselas a los peques!) y tenía reservado el siguiente lavado para ropa oscura, negra y roja. Para que quede uniforme tampoco se puede llenar demasiado el tambor. Yo eché los polvillos directamente, como se ve en la foto.

teñir ropa en la lavadora

Para que algunas cosas se tiñan con efecto tie-dye a lo hippie sólo hay que enrollar algunas partes con gomillas o cuerda muy apretada formando “churritos” y a la lavadora.

Teñir ropa Tie-Dye

En su momento hice esta fotos del resultado pero como fue con el movil y al caer la tarde no se aprecian muy bien los colores….

Resultado del tinte naranja sobre rosa

… Mucho mejor esta foto de mi baby-model favorito con una de las prendas teñidas, es de hace unos meses pero está taaaan mono :D

Guille con peto teñido naranja

Corazones para regalar en san valentin


San Valentín está a la vuelta de la esquina y tú todavía sin ideas para regalar, saliendo a duras penas de la cuesta de enero, y si tienes niños y ya no sabes qué inventarte para pasar las largas tardes de invierno… ¡a hacer manualidades! fáciles, resultonas y “llenas de amor” como estos adornos de corazones de arcilla blanca.

corazon de san valentin
Vas a necesitar: un bloque de arcilla blanca, cortapasta en forma de corazón, unas cintas para colgarlos (valen lazos, cuerda, rafia…) pinturas, y lo que se os ocurra para hacer dibujitos sobre la arcilla, como pajitas, palillos de dientes, el capuchón de un boli…

materiales

Primero humedecemos y ablandamos la arcilla, yo uso un spray con agua para no ensuciar demasiado, que también viene bien cuando veo que la plastilina play-doh se está poniendo seca. Con un rodillo hacemos una plancha con un grosor lo más regular que podamos de unos 0,5 cm. (si no tienes rodillo puede resultar útil un vaso de tubo, aunque eso no se lo puedes dar a los niños)

rodillo

Cortamos varios corazones con el molde (nosotros hicimos también otras formas, setas, casitas…) apretando bien fuerte y hasta el fondo para que no queden babas en los bordes. Tengo este cortapasta de un juego de repostería infantil, pero creo que será fácil encontrarlos en cualquier tienda de manualidades o de útiles de cocina.

molde de corazon

Hacemos los dibujos sobre las formas, aquí podéis utilizar cualquier cosa que se os ocurra, un cartón para hacer rayas, un capuchón hará círculos, un punzón agujeritos… (mi hijo se “emocionó” pinchando y se cargó algunas figuritas) No os olvidéis del agujero superior para que se puedan colgar una vez terminados.

adornitos

Dejamos secar al menos un día, aunque reconozco que cuesta esperar “hasta se ponga blanco”. Simplemente así están muy chulos, a lo estilo nórdico quedan bonitos colgando de cualquier pared o sobre madera.

secado

Pasamos a la pintura, en esta fase me quedé sola así que los pinté como me pareció. Podéis darle un acabado más fino aplicando una capa de barniz transparente, o personalizarlos escribiendo una dedicatoria por la parte de atrás con rotulador fino indeleble.

pintura

Para terminar pasamos un cordel “al gusto” por el agujero y dejamos un nudito para poder colgarlos ¡ahora sólo queda buscarles dueño!

corazones


Colcha de patchwork con flores


Mi tía Dulce acaba de terminar esta preciosa colcha de patchwork para su nieta pequeña Carmen. Ya os enseñé hace unos años algunas de sus creaciones en patchwork, sólo una pequeña muestra de su talento costuril.

Entre bloque y bloque hay un cuadro central con una macetita con flores de appliqué, cada una hecha con distintas telas, algunas nuevas compradas en tiendas especializadas y otras que lleva guardando desde hace años o recuperadas de antiguos vestidos, sábanas, retales… Las esquinas también llevan más flores y hojitas.

Mirad la trasera el acolchado tan cuco, enterita hecha a mano


Ramo de alfileres de novia en azul

El verano pasado hice estos originales alfileres de novia de fimo montados en un ramo bouquet de rafia para una boda que se celebró en Málaga y todavía no había tenido tiempo de enseñároslos

Loli tenía claro que quería algo hecho a mano y totalmente a su gusto, mezclando tres tipos de flores (margaritas, calas y rosas) en distintos tonos de azul desde el turquesa hasta el marino, tanto en las flores como en los lacitos de organdí.  De la presentación en ramo-bola tipo bouquet hecho de tela de saco se quedó prendada desde que vió aquí  el ramo de tres colores de Estefanía. En este caso eran el doble de alfileres y quedaron muy chulos tan pegaditos.