10 cosas que me acojonan del segundo hijo


Quedan 6 semanas para que nazca mi segundo niño y la verdad es que no puedo ocultar los nervios y la preocupación. Son miedos diferentes a los que tenía en el primer embarazo, donde me angustiaba más pensar en el dolor del parto o elegir el carrito perfecto que si podría hacerme cargo de una persona más el resto de mi vida…

Este es el top10 que me quita el sueño…

1. Que venga con algún problema físico o mental y no sea capaz de enfrentarlo

2. Que me desborden las preocupaciones y obligaciones y no sea capaz de tirar palante con el agobio

3. Que no tenga suficiente tiempo para cuidarle como me gustaría

4. Que mi hijo mayor lo pase mal porque no puedo hacerle tanto caso como hasta ahora

5. Que mi marido sea infeliz y nos afecte como pareja

6. Que no tengamos suficiente dinero para las necesidades

7. Que no sea capaz de mantener el nivel de profesionalidad que quiero en mi trabajo

8. Que tenga que abandonar todas mis aficiones y proyectos para hacerme cargo de la casa y la familia

9. Que sea infeliz y haga infeliz a los que quiero

10. Que me arrepienta de las decisiones de vida que he ido tomando

Si estáis como yo os recomiendo la lectura de este artículo de Violeta Alcocer de Ser Padres.


Marcas Blancas


Ahora han decidido darnos la brasa con que compremos productos “de marca”. Yo sé que a los publicistas y diseñadores nos afecta en cierto grado, pero viendo cómo está el panorama en la economía de los hogares españoles no creo que sea muy normal que tengamos que aguantar publicidad de “cómprame, soy lo mismo pero más caro”

Hace muchos, muchos años, en mi casa ya se comía del Pryca, del Continente, o del Corte Inglés (este lujo cuando había “semana fantástica”). Mis hermanos y yo nos cachondeábamos y le pedíamos a mi madre que no trajera más esos cutreyogures, ese falso colacao… Hasta que nos ha tocado a nosotros hacer la compra _y pagarla_ y nos hemos acostumbrado a ver el ahorro que supone comprar un producto u otro (aunque es cierto que en determinados casos soy una pijilla y compro “de marca” porque no he encontrado una alternativa mejor).

Ahora tenemos la suerte de que estos productos han mejorado en calidad, variedad y diseño, podemos comprarlos en más establecimientos y con más información sobre quién los fabrica. Aquí podéis consultar una completa lista de fabricantes de marcas blancas que, aunque no está contrastada por las empresas implicadas (y eso no la hace 100% fiable) seguro que os parecerá de lo más interesante y práctica.  Así podemos leer que el papel higiénico Alcampo es Scottex, los flanes del Dia y del Carrefor son Dhul, las conservas del Lidl son Noly y los chupetes, biberones y otros artículos del bebé del Mercadona son Suavinex… Ahí queda eso!


Qué llevar al hospital para dar a luz y qué tener preparado en casa


Con el babyboom de amigos y familiares me están preguntando mucho por compras, qué hay que llevar al hospital, qué tener preparado en casa… Recuerdo que a mí me agobiaba no tenerlo todo listo a tiempo… ¡Qué tiempos aquellos en los que tenía todo bajo control! Hay que tener en cuenta que en mi caso fue para dar a luz en el Materno de Málaga, un hospital público de la Junta de Andalucía (no sé bien cómo será en los privados, creo que hay que llevar más cosas) y que no fue cesárea (que hay que estar más días).

Dejo aquí mi lista, seguro que a más de una futura mamá le viene bien:

Ropa para la madre. Bata (el camisón suele ser bastante trasparentoso), zapatillas, calcetines, ropa interior desechable o que no te importe tirar, sujetador de lactancia (muy buenos los de prenatal, pregunta a las dependientas para que te asesoren con la talla), ropa para salir del hospital (mejor un pantalón tipo chándal)

Ropita para el bebé. En el hospital daban unas camisitas desechables, muy poco confortables y prácticas, por lo que lo mejor es llevarse algunos bodys de recién nacido (de los que se abrochan cruzados por delante) unos cuantos pantaloncillos con pies, calcetines y gorro. Las manoplas que venden suelen ser demasido grandes, así que finalmente lo mejor es ponerle unos calcetines pequeños en las manitas. De ropa para la salida del hospital hay que llevar un conjunto más o menos abrigado (dependiendo del tiempo) y siempre fácil de poner y de lavar.

Aseo. Cepillo y pasta dental, desodorante, peine, unas gomillas para el pelo, un espejito, crema hidratante, cacao y algo de maquillaje para las que somos más presumidas. Toallitas húmedas y crema para el bebé, el aceite tipo jhonson es muy práctico para las primeras caquitas (el meconio no sale con cualquier cosa!)

– Para la lactancia. Discos de lactancia, baberos y pañitos (venden unos paquetes de toallitas muy apañadas en ikea)

Mantita para arrullo (están muy bien unas de c&a como de peluche y forro polar, yo las sigo usando)

Cambiador de viaje o un pañito acolchado (Allí había un cambiador común para las dos de la habitación y no molaba nada poner al bebé encima a cuerpo).

– Una carpetita con todas las cosas médicas: cartilla, pruebas, monitores, etc…

Otros: móvil y cargador, cartera con dinero, cámara de fotos, mp3, libreta y boli…

Y en casa hay que tener preparado:

Elastofix, gasas estériles y esparadrapo (para curar el ombligo) y suero fisiológico (limpieza)

Compresas para el puerperio, sin plástico ni rejilla, no valen las que tienes en casa (lo suyo es coger todas las que se pueda del hospital, a mí me daba mucho corte y luego me enteré de que es lo que hace todo el mundo)

Pañales de recién nacido (yo uso Dodot, y jamás, JAMÁS los de la marca del corte inglés), toallitas (no tengo predilección, he probado de mil marcas y ninguna me ha disgustado), crema de pañal (la mejor es Eriplast de Lutsine, aunque la de Johnson o la de Deliplus de Mercadona si no hay irritación van bien), champu y gel suave (la espuma pedriatil de avenes es genial) y crema corporal lo más neutra e hipoalergénica posible (ya habrá tiempo más adelante de usar otras más perfumadas)

– Si tenéis ya el sacaleches previsto mejor, a mí me lo tuvo que traer una amiga de urgencia (el que me prestaron era el manual de Avent, no he probado otro pero seguro que todos son igual de infernales). También hay una crema para los pezones buenísima, se llama Purelan de Medela, y no os olvidéis de que existe un gran invento llamado pezonera.

– No sé qué pensaréis de los chupetes, pero siempre es buena cosas tener alguno por si acaso. En mi caso prefiere los de látex.

– Y si tenéis pensado usar chupetes y pasar pronto al biberón (o no os queda más remedio) entraréis de lleno en el mágico mundo de la esterilización (a mí me prestaron uno de microondas marca hippos del mercadona, que fue fenomenal!)

– El Moisés (mejor los de balancín, me encantan los de mothercare) con sábanas bajeras (no hacen falta ni almohadas ni sábanas encimeras), y después la cuna con la ropa de cama (si enmedio piensas usar minicuna compra las sábanas directamente de cuna y remételas por debajo del colchón, aunque recomiendo no hacer gastos innecesarios y pasar directamente a la cuna). Para la cuna es importante gastarse un poco más y comprar una de calidad, que aguante las embestidas del niño cuando es un poco más mayor (nosotros tenemos la cuna Alicia de Bebecar, preciosa y muy resistente, me la regalaron del Toy´r´us)

– El carrito con la sillita para el coche (yo tengo el Loola Up de Bebé Confort con la funda Welcome Friends de TucTuc (que compré en la tienda online bebéyeye) y el bolso elevador Hoppop, aunque este tema daría para cienmil posts)

Ropa, sobre todo bodys y pijamitas, mejor los que se abrochan enteros por delante (como los de C&A y Dunnes Store), muchos baberos (nunca son suficientes) y un largo etcétera de calcetines, rebequitas…

Bañera. Hay muchos modelos: inflables, con patas, ergonómicos… Yo creo que la clave está en la sencillez y la comodidad para cada caso, y una bañera con el fondo totalmente plano es mucho más estable (piensa en que el peque algún día intentará ponerse de pie). A nosotros nos regalaron el modelo Laguna de OkBaby, y también me prestaron un cubo TummyTub (es divertida para la experiencia, pero poco práctica para el aseo)

Cambiador. Nuestra casa es pequeña y los muebles cambiadores nos parecían un trasto gigante, así que tenemos el cambiador inflable de Ikea sobre la encimera del baño y es super práctico y económico.

– En unos meses necesitaréis la sillita para comer o trona. Nosotros primero usamos la silla Bumbo (mirad este vídeo qué gracioso!) y ahora tenemos la trona Antilop de Ikea que está muy bien (y cuesta 12,95€!)

– Y un sinfín de trastos y artilugios varios: calientabiberones, guardachupetes, intercomunicadores, juguetes estimulantes, cacharros de seguridad, mochila portabebés, hamaquita, termómetro, cortauñas, cuna de viaje, esponja ultranatural, sacamocos

Mira bien las cosas antes de comprarlas, compara marcas, calidades y precios, calibra si merece la pena: ¿realmente lo necesitas? ¿cuánto tiempo lo vas a usar? ¿me lo puede prestar o regalar alguien?

Sé que puede sonar requeteñoño, pero a fin de cuentas lo principal que hay que llevar en la maleta es mucha ilusión (y paciencia!) ya que, como su propio nombre indica, vamos a “dar a luz”. Dejo este post abierto a quien quiera añadir o comentar algo y espero que os haya sido útil ;-)