Bodas: La salida de los recien casados


La salida de los recién casados tras la ceremonia es uno de los momentos más emocionantes de la boda, pero también de los que más desconcierta a los novios  y a sus invitados puesto que nadie parece saber qué hay que hacer. Unos quieren que no salga nadie para que la pareja no vaya sola, la madrina que se despista saludando y desaparece, los invitados agolpados que los quieren saludar a toda costa… y a eso le añadimos la presión que meten en el sitio donde se ha celebrado la ceremonia porque tienen más bodas después (hace poco estuve en una en la que los novios se tropezaban en el pasillo de la iglesia con las limpiadoras que barrían y quitaban la decoración floral!)

Pues mi humilde opinión es que en cuanto termina la ceremonia se deben quedar en el altar o el escenario con los novios la familia más íntima: padres, hermanos, abuelas y sobrinos (o hijos si ya los tienen) para hacerse las fotos de grupo antes del caos.

Creo que el resto de los invitados se debe salir fuera y esperarlos preparados. Después los recién casados deben salir cogidos del brazo seguidos, si ellos quieren, por los padrinos y los padres, aunque hay muchos que prefieren salir antes y no perderse las caras de felicidad de sus hijos. Hay quien dice que es “triste” que salgan solos con la iglesia vacia, yo no lo comparto ya que es muy emocionante cuando van por el pasillo viendo las caras de la gente esperándolos fuera!!!

Hay tantas alternativas originales al arroz que es cuestión de gusto, sea cual sea lo que elijas, llévalo preparado antes y así evitarás las bolsas del supermercado (de esto también tengo muchas fotos, más de las que me gustaría). Para repartir el arroz lo más clásico son los saquitos,  los he visto bonitos en sencillas bolsitas de tul atadas con un lazo

O en otras versiones mucho más sofisticadas, como estas bolsitas de organdí cobre con remates dorados

Regla de oro para los invitados: ¡no se saluda a los novios ni mientras salen ni mientras les tiran el arroz! No se puede romper la magia de este momento

Los pétalos de rosa son muy bonitos, y en la mayoría de los casos incluso los regalan al encargar el ramo y el resto de las flores. Se pueden poner en bolsas o cartuchitos pero creo que lo más práctico es ponerlos en unas cestas para que la gente los coja directamente

Otra opción que últimamente cobra fuerza son las pompas

Hoy día hasta hacen pomperos para bodas con motivos y formas especiales para la ocasión

Los cañones suelen ser espectaculares, cuantos más mejor. Los hay de pétalos artificiales, de confetti, serpentinas, purpurina…

Por internet he podido ver cantidad de ideas originales para el “wedding toss”: pompones de lana, confetti biodegradable, arroz de lavanda, bengalas

¡Que vivan los novios! o mejor dicho, ¡que vivan los recién casados!


Juguetes: Lego y otros bloques


Los juegos de construcciones tipo bloques o ladrillos son de esos juguetes de los que pueden pasar los años y nunca pasarán de moda, y además, si los compras de calidad y los guardas bien pueden pasar de generación en generación como nuevos, es el caso de muchos que tenemos en casa heredados de su padre o de su tío Miguel (muchos de ellos de la española Tente más que de los Lego que tiene ahora mi hijo). Son juegos que estimulan muchas destrezas del niño, como las habilidades motrices, la concentración, la organización, la solución de problemas y un largo etcétera que culmina con la imaginación.

Lo primero que hay que tener en cuenta al comprarlos es la edad del niño, (o su desarrollo evolutivo) sus gustos y preferencias si ya las ha manifestado y, como en la mayoría de los juguetes, más vale pasarse que no llegar. Es muy frustrante para un niño recibir un juguete para “bebés” o para los padres tener que guardarlo prácticamente nuevo sabiendo que ha costado un dineral y que hubiera triunfado hace un tiempo. Y si es para regalar a un niño que no es el tuyo, está bien enterarse de si ya tienen alguno de una marca concreta para que les pueda servir de ampliación y no se vean con un montón de cacharros que no encajan entre sí. Por otro lado también creo que cuanto más sencillas sean las piezas del paquete que elijáis, mejor, sobre todo cuando los niños son pequeños, ya que cada vez sacan más productos de franquicias que los hipnotizan (de Cars, de Dora, de Bob Esponja…) que le quita un poco la gracia a lo de construir desde cero, y trae piezas “forzadas” que no sirven más que para hacer lo predefinido.

Para los primeros años existen los de piezas maxi, muy sencillas y fáciles de encajar. Nosotros compramos de Megabloks, que venían con una excavadora CAT amarilla enorme (¡cabía dentro!) que le regalamos con unos 9 meses, ni se tenía en pie! la foto es terrible pero me gusta recordar aquel día y su cara cuando vio las ruedas gigantes, que fue su fijación durante mucho tiempo y lo que tuvimos en cuenta cuando lo buscamos.

He oído de varios padres que sus hijos han jugado mucho con esos maxibloques con poco más de un año, por nuestra parte pasaron sin pena ni gloria. Lo único que hacíamos era montar torres y Nico las tiraba y se partía de risa, nada de construir, sólo destruir. De la excavadora no podemos decir lo mismo, ha aguantado ya más de tres años y todavía le da juego, sobre todo en verano que la llena de agua, arena, piedras…

La siguiente fase son los bloques grandes, los que en Lego llaman Duplo y en MegaBloks MiniBloks. Papá Noel trajo una caja de iniciación con los bloques básicos en distintos colores cuando Nicolás tenía casi dos años, y ha ido ampliándolos con el tiempo hasta llenar un cesto entero con tejados, vallas, varios vehículos… Pero lo que más le ha gustado hacer con ellos son las torres, esta foto es de cuando tenía tres años recién cumplidos y está muy orgulloso de su hazaña.

Por último, los Lego “shiquititos”. Con estos ha empezado pronto porque como ya os he comentado antes a su padre le encanta, así que con casi cuatro años ya les ha cogido el gustillo, seguramente si estuviera sólo jugando con ellos no les encontraría la misma gracia pero como se tiran horas juntos montando todo tipo de cosas estrafalarias aprende a jugar mientras disfruta.

Estos ya son de aquí en adelante, ya que los hay supercomplejos, técnicos o muy frikis para que los mayores no dejen nunca de jugar!


El Libro de los juegos de 0 a 3 años

Hemos encontrado este libro de manualidades para hacer cosas para niños y bebés.

el libro de los juegos

Tiene más de 60 actividades creativas bastante fáciles como pulseras de cascabeles, cubos de tela o  marionetas, hechas con diferentes materiales sencillos como fieltro, retales de tela, goma eva, tubos de cartón, tapas de plástico, lana… También explican cómo jugar con las cosas que hemos realizado, canciones, poesías y una introducción sobre el despertar de los niños de 0 a 3 años escrita por el especialista en psicomotricidad Françoise Perocheau (la primera vez que oígo hablar de él, supongo que en Francia será una eminencia).

decohogar

A mí me ha gustado mucho este tapiz de activides hecho con distintas telas, botones, una cremallera…

tapiz de actividades hecho a mano

y esta chichonera con animales de la granja (al final del libro también vienen los patrones)

chichonera para cuna

A ver cuándo saco un poquito de tiempo y le hago alguna de estas cosas al new baby!


Monstruo con pintura de imán y pizarra


A finales de verano pasado pintamos este enorme monstruo en una de las paredes del salón, con la pintura de la que todos los padres hablan: color pizarra y con partículas metálicas para pegar imanes. Al principio estaba lleno de algunos de los carteles y cosas de diseño que habíamos hecho, pero con nuestro afán de sacar de casa todo lo relaccionado con el trabajo (la verdad que no con mucho éxito ), se ha ido convirtiendo en un expositor de dibujos, manualidades, recuerdos, etc.

monstruo_pintura_pizarra_iman_pared_dibujos

El truco de esta pintura es que no hay que ser roñoso, porque contra más capas apliques, mejor se pegan los imanes. Respecto a lo de pintar con tizas no se borra tan bien como nos gustaría, y hay que frotar bastante con un paño mojado para quitar los borrones, aunque creo que sobre una superficie más lisa y menos porosa (como un tablón) será más fácil de limpiar. Ahora que veo las fotos me estoy acordando del calor que pasamos ese día!


Ideas para jugar con plastilina: churreras


Hace unos días os enseñé cómo jugábamos en casa con el rodillo y los cortapastas… Los sucesivos Reyes Magos, cumpleaños y santos nos han dejado la casa llena de artilugios más sofisticados para jugar a la plastilina con nuestro niño en las interminables tardes de invierno. Uno de ellos es esta churrera, marca Art, que va fenomenal (aunque la plastilina que traía sí era penca) Tiene muchos tipos de agujeritos y además está muy blanda y puede usarla el niño sin ayuda.

jugar_plastilina_churrera_art_academycolores

Después llegó el árbol de Play Doh, que también traía las tijeritas de plastilina, un cuchillo-cocodrilo y la base tiene moldes para hacer hojas, monos… Muy chulo, aunque está tan duro que tenemos que ayudar a Nico después del consabido “¡yo solito, yo solito!”

plastilina_jugar_ninos_churrera_arbol_playdoh

Los churros han traído todo un mundo de posibilidades animalísticas, desde los básicos caracoles…

plastilina_jugar_ninos_churrera_caracol

… las medusas y pulpos marinos…

plastilina_jugar_ninos_churrera_medusa

… Hasta los supermegacienpiés locos, el sumun de la creatividad casera!

plastilina_jugar_ninos_cienpies_gusano