Frutas y verduras de temporada


Desde hace tiempo nos hemos acostumbrado a ir a una frutería muy buena que hay en mi barrio, y digo que es buena porque tienen fruta y verdura de temporada, más buena, barata y “ecológica” que las bandejas de la mayoría de  supermercados. Ahora en septiembre tocan las granadas, caquis, chirimoyas, los higos y las uvas…

uvas y queso saben a beso

“La Agenda de Ama de Casa 1973” que tenía mi madre en la cocina (ya era rancia por aquel entonces pero la conservo como un tesoro) narraba las ventajas para la economía familiar de comprar los alimentos en su fecha y venía un calendario muy completo y menús para cada día con esos productos. En la actualidad sabemos que comprar alimentos fuera de temporada no sólo es más caro, también que perjudica seriamente al mediambiente, a la economía local y a nuestra propia salud porque contienen muchas menos vitaminas y más agentes químicos. También hoy día tenemos muchos más medios para informarnos (como en la página web de la OCU o en la del Ministerio) pero algo no debe estar funcionando, y la prueba es que con los invernaderos y las importaciones podemos encontrar en lo que se nos antoje en cualquier mometo del año… “el cliente siempre tiene razón” que diría el frutero del super del CorteInglés, la meca de las compras caprichosas.

Bueno, no me enrollo que no acabo… ¡era de día cuando hice la foto y ya toca cena!
Ah, y para los que no lo hayáis visto os recomiendo el corto “dos tomates y dos destinos” producido por Veterinarios Sin Fronteras de Castilla-La Mancha


Ordenar las gafas de sol


Como nuestra casa es pequeña y soy una enferma de la acumulación me paso la vida buscando ideas para ordenar y disimular mis pequeños vicios, como los zapatos. No os había enseñado mi última idea para mantener organizadas las gafas de sol y siempre a la vista. El apaño no tiene ninguna ciencia, hacerlo es muy fácil, barato y lleva 5 minutos.

Necesitamos una cinta ancha, gruesa y resistente, que no deshilache y a ser posible de un color que no se ensucie demasiado, que vaya de lado a lado de la puerta interior del armario. Clavamos con sencillas chinchetas en los extremos, metiendo hacia dentro los extremos para que quede más mono, y teniendo en cuenta que donde van colgadas las gafas no coincida con uno de los estantes del armario,  y listo!

Así tengo colgadas las gafas de sol más corrientillas, la mayoría compradas en cadenas tipo Mango, Zara y H&M (a final de rebajas encuentro las más chulas con precios de risa). Las de firmas más caras las tengo en su cajita en una cajonera.  Viendo el panorama creo que voy a plantearme poner una segunda tira :D


Domingo casero


Después de las fiestas, reuniones familiares, el agobio del curro y un largo etcétera lleno de toses, medicinas y visitas al pediatra, se agradece un día tranquilo en casita (¿a que son chulas mis zapatillas-bota de punto? es que mi maridín es muy apañado haciendo regalos!)

Un domingo de esos que te pasas la mañana jugando con coches, rampas y muñecos de goma, y aun te queda tiempo para cocinar, coser bajos de dobladillos, afeitar las pelotillas de los jerseys…

Y cuando se hace de noche seguís todos en pijama… (y en mis sueños el niño no tose ni tiene fiebre y se acuesta temprano, y puedes ver con tu pareja esa peli de miedo que llevas tanto tiempo esperando con una copita de tinto)


Monstruo con pintura de imán y pizarra


A finales de verano pasado pintamos este enorme monstruo en una de las paredes del salón, con la pintura de la que todos los padres hablan: color pizarra y con partículas metálicas para pegar imanes. Al principio estaba lleno de algunos de los carteles y cosas de diseño que habíamos hecho, pero con nuestro afán de sacar de casa todo lo relaccionado con el trabajo (la verdad que no con mucho éxito ), se ha ido convirtiendo en un expositor de dibujos, manualidades, recuerdos, etc.

monstruo_pintura_pizarra_iman_pared_dibujos

El truco de esta pintura es que no hay que ser roñoso, porque contra más capas apliques, mejor se pegan los imanes. Respecto a lo de pintar con tizas no se borra tan bien como nos gustaría, y hay que frotar bastante con un paño mojado para quitar los borrones, aunque creo que sobre una superficie más lisa y menos porosa (como un tablón) será más fácil de limpiar. Ahora que veo las fotos me estoy acordando del calor que pasamos ese día!


Otoño… y trancazo!


Nada más empieza el otoño y toooooma moreno!!! (como diría el bicho ese ¿cómo se llamaba? ay, rockefeller! viva google) El resfriadito de final del verano que no falta ni un año. Porque voy todo el día descalza, porque refresca por la noche, porque no como suficiente fruta, ni desayuno actimel o quizá por no cerrar la boca cuando abro la nevera…. mocos, atchús atchús, cuerpo apaleado, sueño, ganas de no hacer nada  ¿inevitable? empiezo a pensar que sí. Por ahora disfruto mientras llega el siguiente y trato de eliminar los restos tóxicos de casa: ya van tres lavadoras a 60 grados, he sacado del botiquín el gel para las manos de cuando la estafa de la gripe A, y porque no tengo una chimenea para quemar los klinex infestos!