Bodas: La salida de los recien casados


La salida de los recién casados tras la ceremonia es uno de los momentos más emocionantes de la boda, pero también de los que más desconcierta a los novios  y a sus invitados puesto que nadie parece saber qué hay que hacer. Unos quieren que no salga nadie para que la pareja no vaya sola, la madrina que se despista saludando y desaparece, los invitados agolpados que los quieren saludar a toda costa… y a eso le añadimos la presión que meten en el sitio donde se ha celebrado la ceremonia porque tienen más bodas después (hace poco estuve en una en la que los novios se tropezaban en el pasillo de la iglesia con las limpiadoras que barrían y quitaban la decoración floral!)

Pues mi humilde opinión es que en cuanto termina la ceremonia se deben quedar en el altar o el escenario con los novios la familia más íntima: padres, hermanos, abuelas y sobrinos (o hijos si ya los tienen) para hacerse las fotos de grupo antes del caos.

Creo que el resto de los invitados se debe salir fuera y esperarlos preparados. Después los recién casados deben salir cogidos del brazo seguidos, si ellos quieren, por los padrinos y los padres, aunque hay muchos que prefieren salir antes y no perderse las caras de felicidad de sus hijos. Hay quien dice que es “triste” que salgan solos con la iglesia vacia, yo no lo comparto ya que es muy emocionante cuando van por el pasillo viendo las caras de la gente esperándolos fuera!!!

Hay tantas alternativas originales al arroz que es cuestión de gusto, sea cual sea lo que elijas, llévalo preparado antes y así evitarás las bolsas del supermercado (de esto también tengo muchas fotos, más de las que me gustaría). Para repartir el arroz lo más clásico son los saquitos,  los he visto bonitos en sencillas bolsitas de tul atadas con un lazo

O en otras versiones mucho más sofisticadas, como estas bolsitas de organdí cobre con remates dorados

Regla de oro para los invitados: ¡no se saluda a los novios ni mientras salen ni mientras les tiran el arroz! No se puede romper la magia de este momento

Los pétalos de rosa son muy bonitos, y en la mayoría de los casos incluso los regalan al encargar el ramo y el resto de las flores. Se pueden poner en bolsas o cartuchitos pero creo que lo más práctico es ponerlos en unas cestas para que la gente los coja directamente

Otra opción que últimamente cobra fuerza son las pompas

Hoy día hasta hacen pomperos para bodas con motivos y formas especiales para la ocasión

Los cañones suelen ser espectaculares, cuantos más mejor. Los hay de pétalos artificiales, de confetti, serpentinas, purpurina…

Por internet he podido ver cantidad de ideas originales para el “wedding toss”: pompones de lana, confetti biodegradable, arroz de lavanda, bengalas

¡Que vivan los novios! o mejor dicho, ¡que vivan los recién casados!


Manualidades con niños: Bola navideña de purpurina


Esta es la última creación navideña que ha salido de casa, una bola de navidad con purpurina para adornar los pasillos del colegio de Nicolás durante estos días

Un día trajo la fotocopia A3 muy dobladita (más me hubiera valido calcarla en un papel nuevo porque no ha habido manera de quitarle las arrugas) así que nos pusimos manos a la obra, primero la coloreamos con acuarelas de varios colores

Pasamos a uno de los materiales favoritos de mi hijo,  el pegamento con purpurina (es decir la palabra “purpurina” y ya está deseando empezar cualquier manualidad) él se encargaba de echarla y yo de repartirla por todo el dibujo con un pincel.

Esparcimos sobre el pegamento la purpurina suelta (de las que vende en los bazares en tarritos tipo probeta)

Vamos haciendo lo mismo con cada uno de los colores. No pasa nada si se mezclan, más bien es algo inevitable!

Y para terminar la fase brillibrilli echamos inmediatamente las estrellitas de purpurina, antes de que se seque el pegamento que pusimos al principio.
Para mi hijo nunca hay suficientes.

Después dejamos que se secara bien, aplastándolo para tratar de suavizar las arrugas y bolsas del agua sobre un folio tan fino. Una vez seco lo pegué a un cartón duro y lo recorté (lo siento, de esto no hice fotos). La semana pasada fue la fiesta de navidad del colegio y la vimos en la chimenea gigante que había hecho su señorita. Como veis es una manualidad muy sencilla, y con unas cuantas decoras la casa… ¡felices fiestas!


Adornos de navidad de fieltro de Veronica


Hace poco me llegaron unos originales adornos de fieltro para el árbol de navidad y el domingo que decoramos la casa los pude estrenar, este muñeco de nieve es precioso! ¿y qué me decís del gajo de mandarina con lentejuelas?

La creadora de estas monerías es Verónica, ya os había hablado de ella cuando se hacía llamar Sweet Veruska. Hace un tiempo se cambió su alias por el de VeronicaconV y hace muy poquito ha reabierto su vida bloguera con el Patio de Veronica. Además de ser muy imaginativa es una persona encantadora y muy generosa, muchas gracias!


Colcha de patchwork con flores


Mi tía Dulce acaba de terminar esta preciosa colcha de patchwork para su nieta pequeña Carmen. Ya os enseñé hace unos años algunas de sus creaciones en patchwork, sólo una pequeña muestra de su talento costuril.

Entre bloque y bloque hay un cuadro central con una macetita con flores de appliqué, cada una hecha con distintas telas, algunas nuevas compradas en tiendas especializadas y otras que lleva guardando desde hace años o recuperadas de antiguos vestidos, sábanas, retales… Las esquinas también llevan más flores y hojitas.

Mirad la trasera el acolchado tan cuco, enterita hecha a mano


Ramo de alfileres de novia en azul

El verano pasado hice estos originales alfileres de novia de fimo montados en un ramo bouquet de rafia para una boda que se celebró en Málaga y todavía no había tenido tiempo de enseñároslos

Loli tenía claro que quería algo hecho a mano y totalmente a su gusto, mezclando tres tipos de flores (margaritas, calas y rosas) en distintos tonos de azul desde el turquesa hasta el marino, tanto en las flores como en los lacitos de organdí.  De la presentación en ramo-bola tipo bouquet hecho de tela de saco se quedó prendada desde que vió aquí  el ramo de tres colores de Estefanía. En este caso eran el doble de alfileres y quedaron muy chulos tan pegaditos.