Perlitas Hama

¡Qué larguita se nos ha hecho la Semana Blanca este año! Entre los resfriados y el mal tiempo hemos estado mucho en casa, buscando actividades para que los niños no se pasen el día pegados a las pantallas. Las perlitas de Hama nos han dado bastante juego 😉

Buscamos patrones sencillos de Hama en Pinterest para que los niños los pudieran hacer sin mucha complicación, aquí se pueden ver el de Han Solo y el Fantasma de los Comecocos antes del planchado

Así ha quedado el Han Solo en nuestra nevera, le pegué un imancito por detrás con la pistola de pegamento y listo!

Cuánto tiempo deben dedicar los niños a los videojuegos

Los videojuegos y los niños es un tema que preocupa a muchos padres. ¿Cual es la edad adecuada? y ¿Cuánto tiempo? son las preguntas más frecuentes. En mi caso, jugón desde pequeño, tenía claro que mi hijo iba a jugar a la consola en cuanto supiese manejar el mando. Desde los dos años, que ya podía conducir más o menos bien en el Mario Kart, le enseñé lo que era. No le vi sentido ocultar algo que estaba a la vista en casa y que a su padre le gustaba jugar.

tiempo-y-videojuegos-papa-eres-un-friki

Otros padres prefieren dejar el tema para cuando el niño tenga por lo menos 6 años, es otro punto de vista, pero en mi opinión, si al final van a terminar conociendo lo que es un videojuego y su capacidad de adicción, ¿no será mejor haberlo educado en su uso? y no lidiar con ese tema en una edad donde puede ser más difícil establecer horarios y reglas.

En cualquier caso, un videojuego tiene un poder adictivo importante, es imprescindible algunas reglas:

Es preferible una consola de sobremesa a una portátil, que esté en el salón y no en su cuarto.

Elegir una franja del día que no afecte a otras tareas. En invierno yo le dejo a partir de las 19:00, antes de la cena y después de haber hecho otras actividades. En verano, prefiero después de comer, cuando más calor hace fuera ya que por la tarde se puede salir y hacer otras cosas.

En el caso del tiempo, desde muy pequeño hice a mi hijo visualizar una “barrita de videojuegos” aprovechando que siempre aparece la dichosa barra de loading, me sirvió para que usase esa imagen mental y entendiese que tiene un tiempo limitado y que según juegue se va gastando. Por ejemplo, si hemos ido a un restaurante y se empeña en jugar al móvil, debe saber que cuenta como videojuego y agota “barrita”. En total la “barrita” no debe pasar de dos horas.

– Es ideal compartir tiempo con él jugando, que sea una actividad social y no de aislamiento. Además de que debemos interesarnos por el tema del juego y si aporta algo al niño. No es lo mismo resolver un problema para avanzar en un juego de plataformas que jugar sólo a juegos de coches.

Ser muy estricto con los castigos relacionados con no dejar en su momento la consola. Esto vale para todo pero en este caso no debe haber piedad.

En conclusión, opino que depende de los padres, pero es obvio que los videojuegos estarán más pronto que tarde en contacto con el niño y que es preferible que lo vea como otro juego más.

 

Madre trabajadora

Holaaaaaaaa! tantísimo tiempo sin pasar, os imaginaréis qué jaleo de vida tengo para tener tan paradito mi blog… Pues no me da para mucho más que para una corta visita para saludar y colgar esta foto (del movil, qué remedio, es lo que hay por la mañana temprano) de Nico con su actividad del cole para celebrar el día de la mujer trabajadora, el más difícil todavía si además tienes hijos

 

Halloween 2012

Acabamos de llegar del colegio de Nico que hoy celebran su particular fiesta de Halloween. Ayer me dieron las tantas terminando el disfraz, me consuela saber que a muchos padres les pasa lo mismo.

Nico vampiro

Este año ha consentido que lo maquillara un poco porque el año pasado no me dejó pintarle ni una ojerilla, aunque antes de salir de casa hemos tenido su ya habitual ataque de “miedo escénico”, menos mal que luego se ha animado con la bolsa de chuches y cuando ha visto a todos sus amigos disfrazados!

El final del verano…


¡Holaaaa! mi ya “tradicional” post de final de verano tras tener el blog sin actualizar durante semanas… Tenía la intención de que no me pasara lo de años atrás, pero con el más difícil todavía de niño, bebé y trabajo la cosa ha estado complicada, aunque no os voy a mentir, también he disfrutado de muy buenos ratos.

Bañando a Guille en la terraza

Hemos estado de okupas en casa de los abuelos, con la playa al lado y pueblos cercanos donde comer un helado por la noche, como Nerja, el Rincón, Benalmádena… Tenemos la gran suerte de vivir donde mucha gente viene a pasar las vacaciones, así que con poco puedes pasar un verano estupendo!

Nico enterrado en la playa de Chilches

Esta semana nos hemos escapado un par de días para preparar la vuelta al cole: limpieza, orden y pintura de casa, llenar la nevera, papeleo, compras variadas… Esta noche dormimos los cuatro en casa, que parece haber encogido durante este tiempo (no sé cuántos porrazos llevo por la falta de cálculo del espacio) y el lunes comienza el cole, la guardería, y para nosotros… otra nueva etapa!

Siesta