Teñir ropa en la lavadora

Antes de que naciera Guille mis primas me dieron algunas cosas de sus bebés, muy monas pero…¡rosas! Yo no es que sea muy de vestir de celeste a mis hijos pero que vayan de rosita tampoco va conmigo (ya tendrán ellos tiempo de elegir cuánto rosa le quieren poner a su vida…) así que busqué un tinte de ropa que pudiera quedar bonito y me decidí por el naranja, el clásico tinte Iberia de toda la vida.

tinte de ropa iberia

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que los tejidos se pueden teñir (no se tiñen: lana, angora, cachemire, poliamida, poliester, acetato, acrílica, lycra, prendas acolchadas, impermeabilizadas, goretex y las que ponen que hay que lavar en seco… obvio)

Lo mejor es que sean 100% algodón y darles un buen lavado antes con agua caliente (yo también les eché lejía, soy así de burra) después un buen aclarado y listas para la transformación! Aproveché el jaleo para meter algunas camisetas de Nico claritas con alguna mancha de las que no salen, un pijama y varias camisetas mías de las que estaba hartita.

Ropa de bebe niña en tonos rosa

Con estos tintes “modernos” se puede teñir tanto en frío como en caliente, a mano o a máquina, pero siempre teniendo en cuenta que ensucian mucho. Yo elegí la opción lavadora muy caliente con aclarado extra (la ropa para bebés hay que limpiarla muy bien de productos químicos antes de ponérselas a los peques!) y tenía reservado el siguiente lavado para ropa oscura, negra y roja. Para que quede uniforme tampoco se puede llenar demasiado el tambor. Yo eché los polvillos directamente, como se ve en la foto.

teñir ropa en la lavadora

Para que algunas cosas se tiñan con efecto tie-dye a lo hippie sólo hay que enrollar algunas partes con gomillas o cuerda muy apretada formando “churritos” y a la lavadora.

Teñir ropa Tie-Dye

En su momento hice esta fotos del resultado pero como fue con el movil y al caer la tarde no se aprecian muy bien los colores….

Resultado del tinte naranja sobre rosa

… Mucho mejor esta foto de mi baby-model favorito con una de las prendas teñidas, es de hace unos meses pero está taaaan mono :D

Guille con peto teñido naranja

Embarazo: preparando la maleta para el hospital


A las 30 semanas de embarazo me dio la apretaura y me puse como una loca a preparar la maleta para el parto. Con Nico lo dejé bastante y menos mal que mis tías me dieron mucha caña porque, al igual que Guille, se adelantó tres semanas así que más vale prevenir…

Me fue de gran ayuda el post que escribí en ese momento, del que ya hace varios años (y supongo que a muchas madres también le habrá sido de utilidad ya que es una de las entradas que más visitas tiene). Os cuento mi experiencia, consejos y opiniones. Y decir que ninguna de las marcas que menciono me ha pagado ni me ha mandado muestras, aunque estaría genial XD

Para empezar recomiendo reservar un rincón de la casa donde ir poniendo las cosas, hacer una lista y ponerla al lado con marquitas de lo que ya tienes, lo que te falta por comprar y lo que tienes que meter en el último momento: las pruebas médicas, movil, cargador, dni, dinero, y agenda.

Lo único que no llevé de la lista, y que no os podéis imaginar cuánto eché de menos, fueron los tapones para los oídos…

equipaje para el parto

Cosas para la mamá: neceser con cepillo de dientes y pasta, cepillo del pelo, espejito, gomillas, algo de maquillaje (lo básico!) algunos potingues tamaño viaje como crema hidratante y tónico. Un gel para las piernas que se me pusieron hinchadísimas. También desodorante, cacao, clinex, discos de lactancia y algodones.

De ropa llevé unas zapatillas de viaje, dos pares de calcetines monos, ropa interior (desechable o vieja que no te importe tirar porque posiblemente se manchará) sujetadores de lactancia (regalo de mis mejores amigas que son muy apañadas) y uno cómodo sin aros para dormir, una bata finita (la mía del Women Secret, regalo de mi supercuñada) y un camisón si vas a un hospital privado, que no es mi caso.

Deja pensada la ropa que te pondrás para la salida del hospital, pero no la metas todavía que si al final la cosa se atrasa se te puede quedar sin usar. No está mal meter algún ibuprofeno y Plantaben, Fave de Fuca o similar si crees que vas a tener complicado el “tema del baño” en el postparto. También llevé un abanico que utilicé durante el parto y que regalé a la chica que venía detrás de mí…

Y para el recién nacido dependerá mucho lo que prepares de ropa de la época del año en la que vaya a nacer.  Yo para tener a mi hijo en primavera preparé dos pijamas de cuerpo entero (de los finos, no de terciopelo), cuatro bodies de manga larga, dos de manga corta, dos pantaloncitos con pies y dos sin pies y dos chaquetitas, un par de gorritos, dos pares de los calcetines más enanos que pude encontrar (de Prenatal, ya que en la mayoría de tiendas los que venden les quedan gigantes). También dos pares de manoplitas, aunque siempre que veo recién nacidos del “mundo real”, no de un catálogo o una revista, llevan calcetines que se ajustan mejor a sus manitas. La mantita de arrullo la compré muy finita (con estampado de monitos de Primark) aquí en Málaga ya hacía calor para las de peluche-polar que usamos con Nico en febrero.

Confieso que a pesar de tener el armario a rebosar no pude evitar comprar ropita de estreno para los primeros días del bebé, así que ya la tenía lavada y lista para usar, la mayoría de C&A y Kiabi que tienen tamaños pequeñitos y precios razonables.

Para la higiene, las toallitas húmedas (me encantan las de marca Huggies), el aceite Johnson para limpiar a fondo las cacas de meconio y una muestra de la crema de pañal Eryplast de Lutsine, en mi opinión de las mejores del mercado. Yo también llevaba un chupete requetemonísimo de Suavinex de talla -2 a 4 meses, aunque se ha quedado de adorno porque mi niño pasa olímpicamente de él…

También nos fue muy útil una lamparita de plástico a pilas, para iluminar por la noche sin tener que encender las luces fuertes de la habitación (la nuestra es el modelo Kalla de Habitat). Ah, y que no se os olvide un cambiador de viaje, en el Materno de Málaga han quitado los cambiadores plegables que había en la pared así que ahora tienes que cambiar a baby sobre la cama, no sé si esto habrá sido igual en otros hospitales. Y bueno, si es una clínica privada creo que los pañales también los tienes que llevar tú.

Para terminar, es buena idea llamar a la última mamá que conozcas que haya dado a luz en el mismo sitio que vas tú, para que te aconseje y te cuente su experiencia de primera mano.

Pues nada, espero haber ayudado a futuras mamás, si tenéis algo que añadir o aportar estaré encantada de leer vuestros comentarios!
 


Embarazo: cremas antiestrias y otros potingues


Todas las futuras madres queremos evitar las estrías y todas las demás huellas que nos quedarán de recuerdo de estos meses de embarazo, donde el cuerpo se va poniendo a prueba cada día que pasa. Dicen que lo importante no es el precio de los productos que utilices, sino la constancia: aplicarse todos los días algún producto hidratante al menos una vez, desde el primer momento y hasta meses después de tener a tu bebé.

Además de la cuestión de gustos y precios a la hora de elegir productos cosméticos para el embarazo hay que tener en cuenta la composición y elegir siempre las opciones más “bio” o “naturales”,  evitando los que contienen Retinol (Vitamina A, presente en mil cremas antienvejecimiento) y exfoliantes químicos (ácidos alfa hidróxidos, glicolico o salicílico, que los llevan muchas mascarillas).

Estos son los productos cosméticos que estoy o he usado durante este tiempo, buenos, bonitos y baratos… ¿eficaces? eso ya lo veremos… Ah, decir que ninguna de las marcas que nombro aquí me ha regalado ni pagado nada!

cremas hidratantes durante el embarazo

Lipikar Baume AP de La Roche-Posay, bálsamo corporal relipidizante y antiirritación. Esta crema me la regalaron para Nico, pero un día desesperante de picor en la piel de la barriga se incorporó a la lista de cremas. Además se absorbe rápido y no es pegajoso.

Aceite de almendras dulces 100% natural de Deliplus. Este lo uso al salir de la ducha antes de secarme, no hay que abusar si no quieres ir hecha una pringue todo el día!

Nipple cream It´s your body de Mothercare. Al principio empecé a usarla sólo en el pecho, pero también me lo he aplicado en otras partes porque es agradable y tiene aceite de oliva y vitamina e. Se puede usar también durante la lactancia y pone que no hay que limpiarse antes de dar la toma (esto hasta que no lo pruebe no puedo opinar)

Barrita de masaje Relajante Mágico de Lush, me encanta esta marca inglesa así que me puse muy contenta cuando me encontré una bolsa suya entre los regalos de navidad ¡se ve que papá noel me conoce! Contiene manteca de caco, de karité, aceites de jojoba, canela, menta, coco…

Manteca corporal de Karité de The Body Shop, textura fundente y olor muy agradable, perfecta para por la noche (¡parece que estoy hablando de comida!)

Nivea Creme de Nivea. ¿qué os puedo contar ya de los beneficios de la centenaria lata azul?

Estos no salen en la foto pero también los uso con asiduidad:

Crema Nutritiva Corporal con Aceite de Argán Deliplus, enriquecida con soja, karité y vitamina E. Es del estilo de la de The Body Shop,  la presentación y el olor son casi iguales,  el precio y la “untosidad” no.

Aceite de Baño y Ducha al aceite de oliva de BioCare. Conocí a este laboratorio de Sevilla gracias a las muestras de mi tía pediatra (¡eso sí es suerte!). Sustituye al gel de baño para la higine del lactante y primera infancia, para mí es un gustazo usarlo.

Aceite Rosa Mosqueta puro 100% Volanda Nature, un clásico de los reparadores. Si lo tienes junto a los geles del baño no se te olvidará ponértelo antes de salir!

Espero que mi lista sea de ayuda a futuras madres!


SOS Cuidados del Pascuero!!!


Todos los años la planta de navidad que me regalan no llega a la primavera, ya está en fase de despeluchado ¿no hay manera de recuperarla?

He hecho una “investigación” en distintas webs de jardinería y estos cuidados básicos de la Poinsetia (también llamada Flor de Pascua, Pascuero o planta de Navidad) son los que he encontrado:

Lo primero es que si uno quiere que la planta dure más que las fiestas, lo conveniente es trasplantarla a una maceta mayor y abonarla antes de colocarla en su nueva ubicación una vez que la traemos del vivero o la tienda donde la hayamos comprado.

Otra de las claves de su mantenimiento es dónde se coloca,  por eso hay que buscarle un sitio con temperatura constante (de 16 a 21 grados), con luz solar indirecta y sin corrientes de aire. Creo que es aquí dónde he fallado con el mío, porque dicen que los cambios de temperatura es su mayor enemigo y como está en el baño cuando ponemos la calefacción para las duchas (que es de aire caliente a tope) cambia totalmente. Y he visto que estas plantas odian la calefacción.

Respecto al riego he leído tanto que hay que mantenerla siempre húmeda como que hay que esperar a que se haya secado para volver a regar… Es lo que tiene el contrastar opiniones! Bueno, seré prudente y seguiré regándola por abajo con agua no muy fría cuando la vea seca. ¿conocéis algúntruco más para que me dure?


Embarazo: Arrrrr Ardores!!!


Desde el cuarto mes de embarazo sufro los malditos ardores, al principio sólo por las noches antes de dormir, pero la cosa se ha ido poniendo peor y hay días que no he almorzado y ya estoy desesperada ¡¡siento cómo me arde!!

No me libro de tomarme cada día el dichoso Alquén, que es mano de santo. Como no soy muy amiga de tomar fármacos sin más, antes trato de poner en práctica alguno de los remedios para evitarlos, como tomarme un yogur natural, un vaso de leche fresca, una manzana… He leído que el regaliz negro alivia bastante, pero es que lo odio!

Las causas de los ardores son claras, los jugos gástricos son el principal culpable de esta maldición, así que hay que mantenerlos a raya: no tumbarse después de comer, cenar bastante antes de irse a dormir, y si se está muy molesta en la cama lo mejor es estar semiincorporada con varias almohadas.

Y hay alimentos que los favorecen, por desgracia de mis cosas favoritas, como los fritos, el chocolate, la cafeína, así como el ajo, la cebolla y el picante… Yo rabio con las naranjas y mandarinas, con lo ricas que están!  también he leído que las grasas crudas, como el aceite crudo y la mantequilla, protegen la pared gástrica.

Más consejos que he encontrado aquí y allí: no beber mucho con las comidas, usar ropa cómoda que no presione la barriga, hacer varias comidas pequeñas a lo largo del día en vez de pocas muy abundantes y no engordar demasiado, aunque esto lo intentamos todas, no?