Colcha de patchwork para bebé de robots y cohetes


Después de muchas horas de costura puedo enseñaros la colcha recién acabada que he hecho para mi nuevo sobrino ¡ha quedado taaaan mona!

Es un proyecto de patchwork bastante sencillo pero que lleva mucho tiempo, perfecto para aprender y para pasar las horas delante de la tele sin tener que comerse mucho la cabeza con picos de estrella que no casan!.

Sin duda, la elección de las telas es de las primeras decisiones que tomar y de las más importantes para que la colcha quede chula, sobre este tema hay múltiples reglas, teorías de color, etc. En esta manta he usado telas lisas y con estampados sencillos de cuadritos y rayas mezcladas con otras telas infantiles más especiales, son las de la colección Rockets&Robots de David Walker y una que ya habéis visto por aquí, la Retro Space Kids de Michael Millers (yo compro las telas en la web equilter).

El esquema que he seguido es de lo más sencillo, me hice unos moldes de las medidas que podéis ver en la imagen y recorté las telas con las plantillas según iba enganchando unas con otras. Primero con alfileres, luego cosiéndolas a mano una a una.

Una vez lista la parte de los bloques pasamos al acolchado, que es donde se unen las tres partes que forman la colcha: delantera, trasera y relleno. Aunque no lo parezca, el acolchado puede llegar a ser la parte más laboriosa. Para el relleno compré una guata finita y para la trasera he usado un algodón liso muy suave en blanco, para que combine con la ropita de cama del bebé si se prefiere (así es reversible: un lado es más colorido para usar de cubrepiés para la cama del niño y por el otro lado más discreto para la cuna de la habitación del bebé) No sé si sabréis que es importantísimo usar un hilo grueso de algodón encerado si vas a acolchar a mano. Y para terminar, lo bordes. Aquí sí que lo he hecho “a mi manera”, con un bies celeste bastante grueso para unir las tres piezas y cerrar limpiamente los bordes, hilvanado y pasado por la máquina. Y un detalle, un bordadito para el recuerdo con el nombre y la fecha.

 


Haciendo yoyos


Los yoyos eran una de esas labores que estaba deseando probar, y no he hecho ni uno ni dos… ¡Ya que una se pone!

El tutorial más pro es el de Heather Bailey, pero también he encontrado otro usando moldes en Cinderberry Stitches y otro usando moldes con forma de corazón.

Con los yoyos se pueden hacer muchas cosas, como este quilt de la prima de Lolita,

O como elementos de un bordado, este tan bonito en una funda para la tetera

yo por lo pronto he hecho algunos broches juntando tres.

Creo que los yoyos están en esa fina línea entre lo chulo y el horror, así que hay que tener cuidado para no acabar haciendo lo más catetil del mundo, como muñecos multicolorín o prendas de vestir de las que hacen que los ojos piquen

Que paseis buen fin de semana (Ay que se está nublando y yo con la ropa sucia hasta arriba!)



Tutorial gorrito para bebes


Hace unos meses os enseñé que me había puesto con el reciclado de ropa, por fin os puedo enseñar algo más, ya con modelo y todo.

La idea del gorrito la saqué del blog de craftzine por el link a este tutorial.También en Rookie Moms hacen otro rechulo, y está muy bien explicado por pasos.


Primero se dibuja el patrón (teniendo en cuenta la medida de la cabeza del niño), después se recortan las dos piezas y se encaran (lo suyo es aprovechar también el dobladillo de la propia prenda, yo no lo hice así porque quería que se viesen las letras en el centro del gorro). Hilvanamos ambas partes, y se pasa por la máquina de coser… No puede ser más fácil!

Bueno, ya era hora de escribir un post creativo, madrugar es lo que tiene!

PD. Os estareis preguntando…¿y para cuando la reapertura de Mar de Color? eso mismo digo yo! ya me habían advertido que un bebé era trabajoso, pero no sabía hasta qué punto

Baberos


Hace unas semanas estuve haciendo el cambio de estación de los armarios ,aunque este año has sido más bien un “qué me cabe y qué no” o un “dónde voy a caber y dónde no”, y tengo una gran montaña de camisetas que guardo desde hace años (aunque no me pongo) y se me ocurrió que era buen momento para ponerme manos a la obra y ver qué podía hacer con ellas.

Buscando y buscando encontré estos patrones gratis para hacer baberos, hay varios modelos y son muy facilitos de hacer. Lo primero es recortar las piezas, yo les he puesto la parte de atrás de toalla blanca.

También hay que comprar bieses para rematarlos, los busqué suavitos porque algunos tienen colores o dibujos monos pero son demasiado tiesos para bebés.

Se van hilvanando los bieses al contorno de fuera, sujetando la tela de camiseta y la toalla con alfileres (supongo que también se le puede poner fixelina, otras telas con partes impermeables…)

Y sobre éste se hilvana el que va en el cuello (es útil apalabrar el centro primero con alfileres)

Después se pasan por la máquina (no tengo fotos porque los ha hecho mi madre que es muy apañada) se quitan los hilvanes y listo!

También he hecho del otro modelo de patrón que se cierra con velcro, utilizando una tela con motivos navideños. Se hacen en un par de ratos y quedan monísimos (la foto ha quedado un poco rara de luz pero es que está nublado!)

Estoy haciendo otras cosillas “reciclando” ropa que ya os iré enseñando cuando las vaya terminando, está chulo ver la transformación…