Tarta facil de zanahoria y coco


En casa tenemos uno de esos hornos combinados con microondas y después de muchos intentos fallidos y bizcochos-mazacote me he resignado a que no da buen resultado con la repostería y a buscar pasteles que se puedan hacer sin horno. Cuando probé esta tarta de galletas, zanahoria y coco en una famosa tetería del centro de Málaga no tardé mucho en buscar la receta y ponerme manos a la obra, ¿a que tiene buena pinta?

receta facil de tarta de galletas, zanahorias y coco

Lo primero es reunir los ingredientes necesarios:

– Un paquete de galletas maría sin dorar (yo prefiero las hojaldradas)
– 250gr. de coco rallado
– 15 cucharadas de postre de Azúcar (lo siento, no sé cuántos gramos son)
– 1 Kg. de zanahoria
– 1 Naranja de zumo grande
– Licor al gusto (a mí me gusta el Cointreau)
– Un toque de canela

Lavamos, pelamos y troceamos las zanahorias. Exprimimos el zumo de una naranja

lavamos, pelamos y troceamos la zanahoria y exprimimos la naranja

Ponemos a hervir las zanahorias con el zumo de naranja y el azúcar hasta que los trocitos estén tiernos, no hay que pasarse con el agua. Una vez que están las zanahorias blanditas las sacamos del agua, ya convertida en un almíbar naranja que reservamos. Batimos las zanahoria hasta que se convierta en puré, y le añadimos el coco rallado, dejando apartada una parte suficiente para decorar.

como hacer la pasta de zanahoria y coco para el relleno de la tarta

Dejamos enfriar el líquido que ha sobrado de la cocción y, si nos apetece, le añadimos un chupito del licor que nos guste: cointreau, cognac, creo que a esta receta el mangaroca o el malibú también le pegarían. Una vez que tenga una temperatura razonable (que no nos escaldemos los dedos) vamos mojando las galletas y haciendo las capas que alternan con pasta naranja.

almibar de naranja y licor en el que empapamos las galletas

Es importante que no haya fugas en las capas de galletas, por eso usamos trcitos de galletas en los huecos. Así vamos alternando capa de pasta de zanahoria y coco y capas de galletas hasta la última capa supèrior, que será de zanahoria. Una espátula de silicona o una cuchara de palo plana nos va a ayudar a que sea fácil de extender y que quede bien lisita.

alternamos capas de galletas mojadas y de pasta

La metemos en la nevera al menos 4 horas. Para esta tarta he usado un molde de los que se sacan fácilmente, y para decorarla extendí un poco de pasta sobrante en los bordes y eché por encima el coco espolvoreando.

Como esta tarta la hice en navidad (la comimos tras la comida de los Reyes Magos) le puse unos adornitos invernales, además el coco parecía un paisaje nevado, pero creo que también es perfecta como postre de verano bien fresquita.

tarta terminada con la decoracion de navidad


Galletas caseras


Regalar o que me regalen cosas realizadas por uno mismo es algo que me encanta (y en los tiempos que corren una opción más que recomendable), salimos a gastar y nos quedamos tiesos comiéndonos nuestros recursos y los del planeta. Si se te da bien la cocina, regalar algo especial que has preparado es una idea estupenda para dejar a todos contentos…

Mi hermana Blanca nos regala cada navidad sus galletas navideñas caseras, las hace de naranja, vainilla, avena, y mis favoritas que son las de coco. Este año les ha hecho un envoltorio muy chulo

Por cierto, la rodaja de naranja de adorno la ha secado ella misma en el horno!


Tarta de galletas de Silvia


El fin de semana pasado estuvimos en Cañete con unos amigos.
Silvia hizo su famosa tarta de galletas, y allí estaba yo con la cámara para no perderme detalle. Para empezar necesitamos:
– galletas tipo maría rectangulares
– mantequilla
– azúcar
– leche
– un vasito de café
– coco rallado
– chocolate de cobertura
Primero se baten la mantequilla, el azúcar y el café hasta hacer una pasta suave.

Tiene que tener más o menos esta pinta


Mientras se pone el chocolate al baño maría hasta que esté cremoso.

Se mojan las galletas en leche y se forma una capita de base.

Cubrimos las galletas con la crema de mantequilla, y después con una de chocolate.

Alternamos las capas de galletas con leche-crema de mantequilla-chocolate. Si queréis que la capa de chocolate final esté crujiente, no se pone mantequilla debajo. Espolvoreamos el coco rallado.

Se mete en la nevera hasta que esté fresquita y ya está lista para comer!