Tutorial Pelota de tela para bebes de patchwork


Esta pelota es una idea genial para regalar a los peques o hacerla para vuestros propios hijos, es muy fácil de hacer y queda super resultona. En cuanto he tenido un rato me he puesto a hacer una para el bebé que viene de camino.

En la web the purl bee encontré los patrones para descargar gratis las pelotas en tres tamaños. Lo primero es imprimir los moldes y recortarlos para tener una plantilla. Después de escoger las telas, cortamos ocho piezas por cada bola, dejando orillo para coser. Como veréis en las fotos, la mía no tiene las tapas redondas en los extremos.

Otra cosa que le he añadido son un montón de “taggies”, es decir, lacitos y etiquetas que salen entre cada una de las piezas, ya que recuerdo que a Nico era lo que más le gustaba de los regalos que le hacían, se podía pasar horas tocando las etiquetas y chuperreteándolas (después descubrí que había una marca que ofrecía todo tipo de productos para bebés que se llama precisamente así, Taggies).

Unimos cada una de las partes entre sí cosiendo las traseras con hilo de hilvanar,  e introduciendo los lacitos y cintas a nuestro gusto. Es muy importante no cerrar entera la bola y dejar un gran espacio en una de las partes sin coser, ya que por ahí es por donde daremos la vuelta a la labor.

Una vez que tenemos todas las partes hilvanadas las pasamos por la máquina de coser (dejando abierto sin coser el huequito del que ya os he hablado antes)

Quitamos hilvanes y reforzamos los finales con nuditos. Le damos la vuelta a la pelota por el agujerito que hemos dejado sin coser ¡tachán! ya va cogiendo forma…

Rellenamos todo lo que podamos, que quede muy prieta para que con el tiempo no se ponga demasiado “fofa”. Puedes usar guata, gomaespuma,  o como he hecho yo, el relleno de una almohada vieja (limpio, por supuesto). Cerramos con un punto lo más invisible que podamos, pero es muy importante quede bastante fuerte ya que sería muy peligroso si el bebé consiguiera abrirla y acceder al relleno.

Ahora voy a probar a hacer la pequeña porque creo que esta es demasiado grande para el bebé, y también porque me parece que alguien no va a querer compartirla… ¡A jugar!



Colcha de patchwork con flores


Mi tía Dulce acaba de terminar esta preciosa colcha de patchwork para su nieta pequeña Carmen. Ya os enseñé hace unos años algunas de sus creaciones en patchwork, sólo una pequeña muestra de su talento costuril.

Entre bloque y bloque hay un cuadro central con una macetita con flores de appliqué, cada una hecha con distintas telas, algunas nuevas compradas en tiendas especializadas y otras que lleva guardando desde hace años o recuperadas de antiguos vestidos, sábanas, retales… Las esquinas también llevan más flores y hojitas.

Mirad la trasera el acolchado tan cuco, enterita hecha a mano


¿Decoración Infantil? ¡si toda la casa es del niño!


La habitación del bebé“, “Espacios para niños“, “Decoración infantil“, o cómo los pocos metros cuadrados de tu casa se ven invadidos por la presencia de uno más: dentro de cada cajón se esconde un chupete, sobre cada estantería vive mil muñecos, en cada mesa se amontonan coches y lápices de colores…

micasa_estanteria

Casi sin darte cuenta ese bebé indefenso se ha convertido en uno más que reclama su espacio y sus cachivaches. Y además los pañales, la ropa, los juguetes ¡crecen! y ya no te caben en ese sitio que tan cuidadosamente habías planificado para ellos.

micasa_armario

Por más que mires aquí y allí es difícil encontrar soluciones baratas y prácticas que te resuelvan dónde ir metiendo cada cosa, sólo carísimos apaños que te van a durar dos días. En esto se llevan un premio algunas revistas de decoración que veo y que cada vez me dan más coraje. No encuentro en ellas ni rastro de realidad.

Entre los rincones atrezados no hay problemas: ni el gel del mercadona, ni cacharros de limpieza detrás de las puertas, ni montañas de revista y libros con cantos incombinables, ni rastro del rollo de papel higiénico. En las de decoración de casas con niños la falsedad se multiplica, y ni hablar de los catálogos de tiendas ¿dónde están los mil juguetes que se multiplican como una familia de conejos?

micasa_potato

¿y las medicinas acumuladas? ¿y el sacamocos?

micasa_labavo

¿y los restos de biberones? ¿y los platos sucios amontonados por todas partes?

micasa_platos

¿y las montañas de ropa y las manchas que no salen?

micasa_colada


Tutorial tortuga de Patchwork


El verano pasado hice una tortuga para Nicolás y todavía no os la había enseñado, y eso que hice fotos de todo el proceso. Bueno, pues más vale tarde que nunca que dice el refranero… La cosí entera a mano, pero creo que hay muchas partes que pueden hacerse a máquina.

La idea la copié vilmente de una que ví en Zara Home (la de la derecha)

Lo primero, como en todos los proyectos de patchwork, hay que elegir cuidadosamente las telas. Esto no se debe hacer a al ligera y hay que tener en cuenta el tipo de tejido, los colores y el número de telas distintas que se van a usar. Yo las cogí estampadas de aquí y allí en tonos azul/rojo para el caparazón y lisas en esos dos colores para las demás partes. Después se cortan las telas siguiendo los patrones. Estos de aquí los hice en freehand sobre A4 para poder imprimirlos en la impresora normal.

Hacemos el caparazón uniendo los hexágonos como en un panal (investigando encontré que este diseño se llama Honeycomb, y si se hace como en flores se llaman Grandmother´s Garden). Una vez terminado planchamos.

Cosemos la cara a una de las partes de la cabeza (usé fieltro para los ojos, aunque si no es para un niño quedarían chulos unos botones) y cosemos con la trasera encarando la parte de atrás de las telas, menos la parte que se une con el cuerpo.

Hacemos lo mismo con las cuatro patas y con la colita.

Le damos la vuelta a las cinco partes y rellenamos de guata (sin escatimar y empujando bien) y los cerramos como paquetitos con hilo de hilvanar.

Presentamos las piezas con alfileres, después las cosemos al caparazón, y lo metemos hacia dentro.

“Tapamos” con la parte de abajo al revés y cosemos firmemente el contorno (y si es a mano mejor darle varias vueltas para asegurar las puntadas) MENOS una de las partes rectas de los costados (lo he dibujado con una linea roja en la primera foto de abajo)

Damos la vuelta por ese hueco que hemos dejado sin coser, y a través de él metemos la guata del cuerpo.

Una vez bien llenita cerramos la abertura con puntadas pequeñas y curiosas (quedan a la vista y tienen que estar fuertes para no romperse). Nos ayudará que quede recto marcarlo antes con alfileres.

Quitamos todos los hilvanes que han quedado a la vista

¡Y lista! Ay qué pequeño está aquí mi niño, le encantaba chuparle las patitas ¡si es que el tiempo pasa volando!

ACTUALIZO: Muchas gracias por vuestros comentarios :-D
Lo de que de dónde saco el tiempo me da la risa… “el verano pasado” me refiero al de 2008, es decir, que llevo más de un año con el post pendiente y en la foto Nico ni gateaba ni tenía dientes! Y es que el paso del tiempo en los blogs es muy relativo! ;-)
Para descargar los patrones sólo hay que clikar con botón derecho sobre las dos imágenes y elegir guardar imagen como. Y si no, son ampliables, con pinchar encima se abren a tamaño completo.
Otra cosilla, plissss no me seáis patanas navegando con el Explorer 6 a estas alturas!!!


Nueva colcha de patchwork


Nuevo proyecto costuril, una colcha de hexágonos para el miembro de la familia (uno de los SOBRINOS que viene en camino, que el año próximo va a ser movidito ;-) ) ¡que paseis buen finde!

ACTUALIZO: Podéis verla terminada aquí