Juguetes: Migoga o circuito de canicas


Acaba de pasar el cuarto cumple de Nico y nos estuvimos acordando de la sensación que causó el circuito de canicas el año pasado, pero más por los mayores que por los niños.

A diferencia de lo que suele pasar con la valoración de las edades de los juguetes infantiles, está marcado para 3 años pero en realidad creemos que sería mejor para niños más mayores, de 5 e incluso 6 años. Lo primero por las canicas, que son peligrosas para los peques (haber cumplido ya los 3 años no significa que no se las vayan a meter por la boca!) y lo segundo por la dificultad del montaje. Pero claro, si hay padres, abuelos o titos cerca a los que le gusten las construcciones el éxito está asegurado.

Nosotros lo pasamos bomba montándolo  y Nicolás mirándonos, haciendo torres gigantes y tirando las bolitas por los circuitos. Este también tiene sonidos, un molinillo, un engranaje que sube las canicas…

Con la de cumpleaños que hay por estas fechas es una idea a tener en cuenta para regalar a niños a partir de 5 años, original y no demasiado caro. Lo venden en tiendas de juguetes “educativos” (en las que hay que andar con mil ojos para que no te sableen) pero puedes encontrar prácticamente los mismos modelos en las jugueterías “de toda la vida” o en grandes superficies como Carrefour o Eroski.


Niños y videojuegos


Mucha gente nos mira con cara de disgusto cuando se enteran de que Nico juega a videojuegos desde los 2 años, y con asombro cuando contamos que con escasos 3 años ya sabía escribir mario y kirby en el teclado para buscar sus vídeos en internet.

Es un hecho  que los videojuegos ocupan y ocuparán una gran parte del ocio de los niños y los no tan niños, quien los demoniza sin tener ni idea de lo que está hablando, como ya se hizo antes con los comic o la televisión, tiene que saber que vivimos sólo una etapa de miedo a lo desconocido. Precisamente conocerlos es el primer paso para aprender a sacarle partido y aprender jugando, y no sólo quedarnos en lo malo

Tanto yo como mi marido (que es un jugón de aquí te espero y que, por supuesto, me está ayudando a escribir todo esto) creemos que lo principal es sentarse, dedicarle tiempo y ver en primera persona de qué van los videojuegos con los que los niños pasan las horas, igual que hay que pararse a mirar los programas y dibujos que ven en la tele. Hace algunos meses vimos un programa de Redes “No me molestes, mamá. Estoy aprendiendo” que hablaba del valor pedagógico de los videojuegos en la infancia y adolescencia. En él planteaban la idea de que los niños de ahora son nativos digitales y que nosotros somos inmigrantes, en pocas palabras, que ellos han nacido con esta tecnología a su disposición y tienen un canal de aprendizaje de “banda ancha”, y que negársela es retrasar la educación de una parte que acabará descubriendo por sí mismos.

Eso sí, los niños son obsesivos y los videojuegos pueden ser muy adictivos, así que hay que controlar algunas cosas: saber del contenido del videojuego antes de que juegue el niño, jugar con él para hacerlo una tarea cooperativa y ser muy disciplinado con la hora y el tiempo que puede dedicarle al día.

Está claro que Nintendo Wii es la que más apuesta por este público y hay muchos juegos recomendables, nuestro hijo básicamente juega a los de carreras de coches y a los de plataformas (los “planos” o de punto de vista frontal, todavía se pierde con los que tienen rotaciones de cámara y profundidad)

Mario Kart Wii

Fue al primero que aprendió a jugar en la consola, antes ya había probado con cosas más sencillas en el ordenador como dibujar en el Tux Paint (de descarga gratuíta, porque es de Linux) o los del Buho boo. Es normal que le apasione, porque le encantan los coches y alucina jugando con su padre con el volante. Con el balanceo del mando entendió muy pronto como se manejaban los distintos vehículos y nos sorprendió lo rápido que asoció los distintos regalos a sus funciones.

New Super Mario Bros

Una vez que Nico conoció a los personajes de Mario, el “Mario que salta” se convirtió en el rey de los vídeojuegos. Además lo pasamos genial porque es multijugador y podemos jugar hasta cuatro a la vez y pelear por los regalos: ¡mi pinmino! ¡mi flor de yelo! ¡mi seta!

Kirby´s Epic Yarn

Otro juego de plataformas, con posibilidad de jugar dos personas a la vez. De este juego me dejó boquiabierta la dirección artística, es una absoluta preciosidad. Tanto los personajes como los distintos mundos (que son triángulos de un patchwork que se cosen entre sí) están realizados con telas, botones, lanas, parches, cosidos… crafty total! además de tener unas ideas visuales muy atractivas, es entretenido y tiene un nivel de dificultad muy bien ajustado para que sea fácil para niños.

 

Gametablet de Wii

Esta es la nueva herramienta que hemos visto anunciada por la tele (y la que me dio la idea para escribir esta entrada) No lo hemos probado pero tiene buena pinta, es una especie de tableta gráfica que funciona como mando, y los distintos estilos de dibujos y la forma de interactuar pueden ser una experiencia chula para el niño. Además el juego de presentación es con la superestrella infalible Bob Esponja!

Nintendo Wii U

Para acabar, enseñaros la nueva Nintendo Wii U, que la acaban de presentar en el E3. Por lo que se ve, seguirán apostando por los juegos en familia, ya os contaré porque seguro que acaba en casa…