Bodas: La salida de los recien casados


La salida de los recién casados tras la ceremonia es uno de los momentos más emocionantes de la boda, pero también de los que más desconcierta a los novios  y a sus invitados puesto que nadie parece saber qué hay que hacer. Unos quieren que no salga nadie para que la pareja no vaya sola, la madrina que se despista saludando y desaparece, los invitados agolpados que los quieren saludar a toda costa… y a eso le añadimos la presión que meten en el sitio donde se ha celebrado la ceremonia porque tienen más bodas después (hace poco estuve en una en la que los novios se tropezaban en el pasillo de la iglesia con las limpiadoras que barrían y quitaban la decoración floral!)

Pues mi humilde opinión es que en cuanto termina la ceremonia se deben quedar en el altar o el escenario con los novios la familia más íntima: padres, hermanos, abuelas y sobrinos (o hijos si ya los tienen) para hacerse las fotos de grupo antes del caos.

Creo que el resto de los invitados se debe salir fuera y esperarlos preparados. Después los recién casados deben salir cogidos del brazo seguidos, si ellos quieren, por los padrinos y los padres, aunque hay muchos que prefieren salir antes y no perderse las caras de felicidad de sus hijos. Hay quien dice que es “triste” que salgan solos con la iglesia vacia, yo no lo comparto ya que es muy emocionante cuando van por el pasillo viendo las caras de la gente esperándolos fuera!!!

Hay tantas alternativas originales al arroz que es cuestión de gusto, sea cual sea lo que elijas, llévalo preparado antes y así evitarás las bolsas del supermercado (de esto también tengo muchas fotos, más de las que me gustaría). Para repartir el arroz lo más clásico son los saquitos,  los he visto bonitos en sencillas bolsitas de tul atadas con un lazo

O en otras versiones mucho más sofisticadas, como estas bolsitas de organdí cobre con remates dorados

Regla de oro para los invitados: ¡no se saluda a los novios ni mientras salen ni mientras les tiran el arroz! No se puede romper la magia de este momento

Los pétalos de rosa son muy bonitos, y en la mayoría de los casos incluso los regalan al encargar el ramo y el resto de las flores. Se pueden poner en bolsas o cartuchitos pero creo que lo más práctico es ponerlos en unas cestas para que la gente los coja directamente

Otra opción que últimamente cobra fuerza son las pompas

Hoy día hasta hacen pomperos para bodas con motivos y formas especiales para la ocasión

Los cañones suelen ser espectaculares, cuantos más mejor. Los hay de pétalos artificiales, de confetti, serpentinas, purpurina…

Por internet he podido ver cantidad de ideas originales para el “wedding toss”: pompones de lana, confetti biodegradable, arroz de lavanda, bengalas

¡Que vivan los novios! o mejor dicho, ¡que vivan los recién casados!


Un comentario en “Bodas: La salida de los recien casados”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *