Corazones para regalar en san valentin


San Valentín está a la vuelta de la esquina y tú todavía sin ideas para regalar, saliendo a duras penas de la cuesta de enero, y si tienes niños y ya no sabes qué inventarte para pasar las largas tardes de invierno… ¡a hacer manualidades! fáciles, resultonas y “llenas de amor” como estos adornos de corazones de arcilla blanca.

corazon de san valentin
Vas a necesitar: un bloque de arcilla blanca, cortapasta en forma de corazón, unas cintas para colgarlos (valen lazos, cuerda, rafia…) pinturas, y lo que se os ocurra para hacer dibujitos sobre la arcilla, como pajitas, palillos de dientes, el capuchón de un boli…

materiales

Primero humedecemos y ablandamos la arcilla, yo uso un spray con agua para no ensuciar demasiado, que también viene bien cuando veo que la plastilina play-doh se está poniendo seca. Con un rodillo hacemos una plancha con un grosor lo más regular que podamos de unos 0,5 cm. (si no tienes rodillo puede resultar útil un vaso de tubo, aunque eso no se lo puedes dar a los niños)

rodillo

Cortamos varios corazones con el molde (nosotros hicimos también otras formas, setas, casitas…) apretando bien fuerte y hasta el fondo para que no queden babas en los bordes. Tengo este cortapasta de un juego de repostería infantil, pero creo que será fácil encontrarlos en cualquier tienda de manualidades o de útiles de cocina.

molde de corazon

Hacemos los dibujos sobre las formas, aquí podéis utilizar cualquier cosa que se os ocurra, un cartón para hacer rayas, un capuchón hará círculos, un punzón agujeritos… (mi hijo se “emocionó” pinchando y se cargó algunas figuritas) No os olvidéis del agujero superior para que se puedan colgar una vez terminados.

adornitos

Dejamos secar al menos un día, aunque reconozco que cuesta esperar “hasta se ponga blanco”. Simplemente así están muy chulos, a lo estilo nórdico quedan bonitos colgando de cualquier pared o sobre madera.

secado

Pasamos a la pintura, en esta fase me quedé sola así que los pinté como me pareció. Podéis darle un acabado más fino aplicando una capa de barniz transparente, o personalizarlos escribiendo una dedicatoria por la parte de atrás con rotulador fino indeleble.

pintura

Para terminar pasamos un cordel “al gusto” por el agujero y dejamos un nudito para poder colgarlos ¡ahora sólo queda buscarles dueño!

corazones


6 comentarios en “Corazones para regalar en san valentin”

  1. Pero si parecen galletitas!!!! se me hubieran caído los dientes pegándole un mordiscko!!! juas juas juas!!! CHULÍSIMOOO!!!! En casa estamos en fase plastelina (por edad)… uN BESAZO!!!!

  2. ¡Qué bonitos! También se pueden hacer así pinitos, campanas y estrellitas para el árbol de Navidad!!!

    La de figuritas que hemos pintado de pequeñas!!! ¿Te acuerdas de los moldes de yeso de disney y de las casitas holandesas? A ver si los recuperamos y hacemos una ciudad! ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *