Embarazo: Arrrrr Ardores!!!


Desde el cuarto mes de embarazo sufro los malditos ardores, al principio sólo por las noches antes de dormir, pero la cosa se ha ido poniendo peor y hay días que no he almorzado y ya estoy desesperada ¡¡siento cómo me arde!!

No me libro de tomarme cada día el dichoso Alquén, que es mano de santo. Como no soy muy amiga de tomar fármacos sin más, antes trato de poner en práctica alguno de los remedios para evitarlos, como tomarme un yogur natural, un vaso de leche fresca, una manzana… He leído que el regaliz negro alivia bastante, pero es que lo odio!

Las causas de los ardores son claras, los jugos gástricos son el principal culpable de esta maldición, así que hay que mantenerlos a raya: no tumbarse después de comer, cenar bastante antes de irse a dormir, y si se está muy molesta en la cama lo mejor es estar semiincorporada con varias almohadas.

Y hay alimentos que los favorecen, por desgracia de mis cosas favoritas, como los fritos, el chocolate, la cafeína, así como el ajo, la cebolla y el picante… Yo rabio con las naranjas y mandarinas, con lo ricas que están!  también he leído que las grasas crudas, como el aceite crudo y la mantequilla, protegen la pared gástrica.

Más consejos que he encontrado aquí y allí: no beber mucho con las comidas, usar ropa cómoda que no presione la barriga, hacer varias comidas pequeñas a lo largo del día en vez de pocas muy abundantes y no engordar demasiado, aunque esto lo intentamos todas, no?


8 comentarios en “Embarazo: Arrrrr Ardores!!!”

  1. ¡¡Cómo te entiendo!! Mis dos embarazos fueron así… y con el tiempo no sientes que te arde el estómago sino la garganta, porque todo se desplaza. Yo conocía los remedios de dormir semiincorporada y el vaso de leche. Lo primero lo hacía, la leche no la soporto… Así que me pasé al Almax en jarabe. Al principio usaba la cucharita. Llegó un momento en que según me despertaba por las noches, cogía la botella de Almax que dormía en mi mesilla de noche, y le pegaba un buen lingotazo… A mí me funcionaba. Prueba a ver, no pierdes nada. Que se te hagan cortitos estos meses. Un abrazo,

  2. Yoo lo que tenía en la mesita de noche, en el bolso, en el coche, en el trabajo, en casa de mi madre…era regaliz de zhara. Pero claro, a mi es que me encanta y encima me aliviaba bastante. Recuerdo que estaba de viaje con mi tia y compramos regaliz porque a ella también le gusta mucho. Era después de desayunar y yo tenía un poco de malestar, cosa que es bastante habitual en mi, no sé por que. Lo cierto es que le dije: Desde luego, si yo alguna vez me quedara embarazada no lo sabría por las nausas matutinas, porque casi siempre tengo malestar. Pues resulta que estaba embaraza y no lo sabía.
    Besitos y que te alivies

  3. Estamos igual!!! :S
    Yo lo único que tuve en el embarazo de Hugo fue acidez y se repite!!! :(.
    Dicen que un remedio bueno son las infusiones de HINOJO, claro que Yo las aborrecí en la etapa de la lactancia (que también es bueno para producir leche) y directamente me he rendido al ALQUEN… en fin…

    Lo gracioso es que todo el mundo me decía que iba a tener un niño melenas (que eso era lo que me producía el ardor) y fue pelón!!! jajaja…

    Un beso y Ánimo!!!
    Rita

  4. Gracias por los ánimos, pues a darle al alquén y a la paciencia, y lo del hinojo tendré que probarlo… Lo de que los causan el pelo de los bebés es una mentira cochina!!

  5. Hola! yo tuve el mismo problema desde el principio de mi embarazo y una señora mayor me dijo que cuando tuviera ardores masticara unas habas fritas, de esas que vienen en las “rebujinas” de frutos secos. Aunque no me gustan nada, estaba tan desesperada que pensé que no tenía nada que perder y lo probé. La verdad es que me aliviaba bastante, aunque ya al final del embarazo sólo el almax me valía. Un beso y mucho alivio. Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *