Otoño… y trancazo!


Nada más empieza el otoño y toooooma moreno!!! (como diría el bicho ese ¿cómo se llamaba? ay, rockefeller! viva google) El resfriadito de final del verano que no falta ni un año. Porque voy todo el día descalza, porque refresca por la noche, porque no como suficiente fruta, ni desayuno actimel o quizá por no cerrar la boca cuando abro la nevera…. mocos, atchús atchús, cuerpo apaleado, sueño, ganas de no hacer nada  ¿inevitable? empiezo a pensar que sí. Por ahora disfruto mientras llega el siguiente y trato de eliminar los restos tóxicos de casa: ya van tres lavadoras a 60 grados, he sacado del botiquín el gel para las manos de cuando la estafa de la gripe A, y porque no tengo una chimenea para quemar los klinex infestos!



También te puede interesar