Niños que se meten cosas por la nariz


Me llaman de la guardería “Mar, no te asustes, pero es que Nico se ha metido pescadito por la nariz” ¿¡(º.º)!? “creo que le hemos sacado casi todo, así que estad pendientes hoy por si sale algo más”… y me dicen que está muy tranquilo “él muy sonriente” ¡será payaso el jod** niño! cuando lo recogemos él tan pancho (y su  pobre “seño” se ha llevado un mal rato…) Pues nada, nos vamos a pasar la tarde a la playa y estaba jugando en la orilla cuando le vemos un gran moco ¡blanco! puajjjjjjjj!!!

nico_nariz

Así que parece que ha salido solo, pero tendremos que estar atentos por si notamos algo raro. También estamos todo el rato dando la brasa con que no se meta cosas por la nariz y que se come por la boca, cansinamente.

Como soy una mamá moderna y curiosa ;-) he buscado en google a ver qué encuentro sobre niños que se meten cosas por la nariz, primeros auxilios, etc… Hago un “compendio” de lo que he encontrado y recomendaciones de “cosecha propia” para poderlo tener presente y por si es útil para alguien  más.

– Lo primero,  mantener la calma (si el niño se pone nervioso va a ser más difícil sacarle nada y puede que  aspire para adentro y se complique todavía más la cosa.
Observar y valorar: qué se ha metido, cuánta cantidad, por qué agujerito, si se ahoga, tose… No siempre se está presente cuando el niño lo hace, así que hay que ser como un súperdetective, y si el niño ya habla preguntarle con calma.
– Si el niño se ahoga o tose y el cuerpo extraño se ha metido muy profundamente y no se puede expulsar, IR A URGENCIAS a que lo vea un médico.
Mucho cuidado con introducir pinzas o dedos,  ya que pueden empeorar las cosas metiendo más el objeto en cuestión, en palabras textuales sacadas de aquí “El objeto podría ir directamente a los bronquios y causar daños como por ejemplo, una pulmonía por aspiración, que es provocada por un objeto extraño. Cuando esto sucede, se presenta una infección de los bronquios que intentan expulsar “al objeto”. Por esta razón, la mamá no debe intentar intervenir en ningún caso, ni siquiera aunque le parezca que puede sacar fácilmente el objeto con unas pinzas. Ésto podría empeorar seriamente la situación.” Pero vaya, creo que esto de “en ningún caso” es muy extremo y, en mi humilde opinión creo que si se ve y sobresale podemos intentarlo con mucha delicadeza con unas pinzas…
– Intentar que el niño sople por la nariz, tapándole el otro orificio, o aspirar, bien usando nuestra propia boca, o usando un sacamocos metiéndolo sólo un poquito.
Si sangra, mantenerlo erguido un poco inclinado hacia adelante (nunca recostado) y taponar la sangre con un pañuelo de papel

Los tres enlaces más útiles que he encontrado:

Primeros auxilios (muy breve)

– Por qué lo hacen y cómo evitarlo, en Edukame todo sobre educación infantil, aunque hay algunas cosas que dicen de las que no estoy de acuerdo, no está de más leerlo.

El foro de enfemenino que es una fuente inagotable de sabiduría popular y anécdotas curiosas, os dejo algunas…

Mirifa: “De pequeña me metí una habichuela y mi madre se dio cuenta a la semana y yo sin decir nada!!! je je Ahora me rio pero estaba echando raices cuando me la sacaron, me faltó echarme abono jejeje”
Monssal: “Mi hermano de pequeño se metió un kiko, nadie se dio cuenta hasta que pasaron meses y empezó a olerle mal la nariz, pensaron que era sinusitis y después de varias pruebas encontraron el dichoso kiko podrido…”
Aqualia2: “Mi hermana de pequeña se metió pétalos de rosa, pensó que así cada vez que respirase olería bien. Aspiró profundamente para ver si el invento surtía efecto, y tuvieron que llevarla al médico porque tenía los pétalos casi en los sesos, jajaja”

… Ahora me río, pero tiene guasa la cosa… “Y lo que te queda” me dice la gente…


También te puede interesar